Anunciate en Filmweb

Brenton Thwaites realiza una entrevista con Dios

enero 12, 2019

Por: Redacción

Una entrevista con Dios (An Interview with God) aborda la vida de ‘Paul Asher’, un joven periodista especializado en teosofía que regresa a casa después de cubrir una guerra en Afganistán. A su llegada enfrenta secuelas de lo vivido, mismas que impactan en su vida laboral y en su matrimonio.

El actor australiano Brenton Thwaites personifica a ‘Paul’, quien trabaja para el periódico The Herald y tiene como propósito entregar un nuevo texto para el medio.

De manera enigmática este escritor contacta a un señor que asegura ser ‘Dios’ y con quien pacta una serie de entrevistas de media hora cada una, distribuidas en tres sesiones. La primera ocurre en un parque mientras juegan ajedrez, la segunda en un teatro y la tercera en un piso abandonado de un hospital.

Las charlas que entablan ‘Paul’ y ‘Dios’ (interpretado por el actor estadounidense David Stratharin), tratan sobre qué es la salvación, el libre albedrío, si existe o no Satanás, la fe, el bien y el mal.

El guión de la cinta corre a cargo de Ken Aguado, quien en un video de la página oficial de la película afirmó que su viaje a Israel fue lo que lo motivó a escribir el texto, ya que regresó con lo que él describe como una nueva energía espiritual.

Durante las entrevistas, ‘Dios’ también cuestiona a ‘Paul’ sobre su matrimonio con ‘Sarah Asher’ (Yael Grobglas), el futuro de su vida en pareja, sobre qué hace con su vida y cuál el propósito de ésta.

Esta cinta es el más reciente trabajo del director estadounidense Perry Lang y la produjo Giving Films, responsable de cintas como Pablo, el apóstol de Cristo y 90 minutos en el cielo.  Lang comentó que este trabajo es completamente diferente a otros proyectos que ha realizado, que la historia fue lo que lo atrapó y motivó a realizar la película.

Al respecto del largometraje, el productor ejecutivo Paul Kurta dijo que fue grandioso trabajar en un filme independiente porque hubo mucha pasión en él. Por otro lado, el coproductor Harrison Powell explicó que el proyecto tiene dos metas. La primera es contar una historia que detone conversaciones sobre la vida, las relaciones y la fe. La segunda es dar todas las ganancias a organizaciones que se enfoquen en hacer una diferencia en el mundo.

La fotografía fue realizada por Frank Prinzi, quien en este proyecto ocupó mucho una iluminación cálida en exteriores que va de la mano con la banda sonora, bajo la composición de Ian Honeyman.

Por: Ana Mendoza | @limoncometa

Relacionados

Anunciate en Filmweb