¿Y dónde están ahora? El código postal más famoso del mundo

Adelaido Martínez.-

Es raro no encontrarse con una persona que fuese adolescente en los años 90 que no haya visto “Beverly Hills 90210”, una de las series más famosas y recordadas de aquellos años.

La historia de un joven grupo de preparatorianos (que con el tiempo mutó a conflictos más adultos), rompió millones de corazones a lo largo y ancho del planeta. Pero, a la distancia, muchos nos preguntamos qué fue de estas bellas y galanes que en aquel momento se estaban comiendo al mundo y no le convidaron a nadie. He aquí la respuesta:

Jason Priestley (“Brandon”): Este canadiense de nacimiento y estadounidense por naturalización ya tenía algo de experiencia cuando aceptó el papel que le dio la fama mundial. Fue protagonista, junto con Jennifer Connely del video de la canción “I Drove All Night”, de Roy Orbison. Y también hizo un par de cintas (“Teen Angel” y “Teen Angel Returns”) para Disney Channel que fueron muy bien recibidas.

Mientras seguía en la serie siguió una carrera cinematográfica de mediano perfil, en cintas como “Cold Blooded” (1995) y “Choose Life” (1999). Jason dejó la serie en 1999 y ha aparecido en otras producciones de TV como “Tru Calling”, “Without a Trace” y protagonizó “Call Me Fitz”.

Shannen Doherty (“Brenda”): Nadie iba a imaginarse que resultaría tan conflictiva, pues tuvo muchos problemas con la producción hasta que sus servicios no fueron requeridos a partir de la quinta temporada. Anteriormente a esta experiencia, Shannen había actuado en la última etapa de la serie “Los pioneros” y en otros proyectos como “Magnum” y “Lobo del Aire”.

Tras salir de “Beverly Hills 90210”, volvió a colocarse en el plano protagónico con “Hechiceras” (1998), serie en la que actuaron Holly Marie Combs y Alyssa Milano. De hecho, tuvo problemas con Alyssa y terminó por dejar el proyecto. Ha tenido varias apariciones en series, reality shows y se dio una vuelta por “Dancing With The Stars”.

Jennie Garth (“Kelly”): Tal vez siempre fue la más sensual del reparto. Debutó en un capítulo de “Growing Pains” y sin duda se llevó el estrellato. De todo el elenco original (es decir, los actores que aparecen en este texto), fue de las pocas que aguantó toda la serie de principio a fin. Tuvo una carrera cinematográfica decente, aunque con cintas que no alcanzarían el reconocimiento posterior.

Jennie volvió a la carga en 2004 con la serie “What I Like About You” (“Las travesuras de mi hermana”), en la que compartió pantalla con Amanda Bynes. Al igual que Doherty, Garth volvió a interpretar su famoso papel en el spin-off “90210” que no fue tan exitoso como el original. Y actualmente en México VH1 transmite “Jennie Garth: A Little Bit Country, reality show que muestra su vida en el campo.

Ian Ziering (“Steve”): Su primer trabajo fue la cinta de Franco Zeffirelli “Amor sin final”, estelarizada por Brooke Shields y a la cual, por cierto, pertenece la famosa canción de Diana Ross y Lionel Richie. Fue entonces que le llegó esta oportunidad. Sin embargo, y a pesar de aguantar toda la serie de principio a fin, no ha logrado captar un trabajo del mismo éxito.

Básicamente su trabajo actual oscila entre apariciones en series de TV y doblaje para cintas y videojuegos. Hay registros suyos en series como “JAG: Justicia Naval”, “Las travesuras de mi hermana” y “Happily Divorced” (la de Fran Drescher).

Gabrielle Carteris (“Andrea”): Descendiente de griegos, Gabrielle fue una estudiante de alto promedio, debutando como actriz en 1987. Su llegada a la serie fue muy especial, pues cuando obtuvo el papel, ya contaba con 29 años de edad. Aún así, su personaje fue uno de los más queridos, aunque lo abandonó al terminar la quinta temporada.

Carteris ha uno una de las menos afortunadas en este asunto de la actuación tras su paso por la serie. Solamente podría rescatarse su participación en el reality show de VH1 “La vida surrealista”, con un elenco que incluía a Corey Feldman, Emmanuel Lewis y el rapero MC Hammer. En 2006, sufrió una parálisis facial que le afectó al habla, pero afortunadamente ya se encuentra mejor.

Luke Perry (“Dylan”): Junto con Jason Priestley, Luke cargó con la bandera de ser el galán rompecorazones no sólo de la serie, sino de toda la década, pues contaba con un físico y rostro impecables. Dejó la serie en la sexta temporada, aunque tras la salida de Jason, volvió para las últimas dos. Fue uno de los pocos que tuvo triunfos realmente significativos tras esta serie.

Tuvo apariciones especiales en series como “Will & Grace”, “La Ley y el Orden” y “Spin City”, pero fue inmortalizado en tres series animadas: en “Los Simpson”, (donde fue el medio hermano de Krusty el Payaso), “Padre de Familia” (en la que se destapa una supuesta homosexualidad) y “Johnny Bravo” (donde el protagonista le pide consejos para ligar tras confundirlo con… Fidel Castro).

Brian Austin Green (“David”): Probablemente es este actor a quien la vida le diera el golpe más maestro de todos. Mientras estuvo en la serie, ligó otros trabajos en proyectos importantes, como “Growing Pains”, “MADTv” y hasta “Sabrina, la bruja adolescente”. Cuando todo terminó, consiguió un papel importante en “Hope & Faith”, “CSI: Miami”, “Anger Management” e incluso apariciones en “Smallville” y “Desperate Housewives”.

Y decíamos lo del golpe maestro debido a que ahora este hombre es el flamante esposo de Megan Fox, a quien conoció en el set de “Hope & Faith”, se habían comprometido en 2006 pero rompieron el compromiso en 2009. Retomaron la relación y en 2010 se casaron nada menos que en Ciudad Juárez.

Tori Spelling (“Donna”): Hija del creador de la serie, Aaron Spelling, destacó al interpretar a la complicada Donna Martin, durando el personaje también de principio a final. Ya cuando todo parecía acabar, Tori consiguió participar en proyectos independientes como el film gay “Trick” (1999) o cintas tipo “Scream 2” y “Scary Movie 2”.

Su aparición en la serie fue una de las más criticadas; de hecho, durante un buen tiempo a ella se le conoció como “Butterface”, un juego de palabras que realmente significaba but-her-face, haciendo alusión a que, salvo su rostro, todo lo demás era bello en ella. Actualmente en la estrella de “Celebreality”, que se transmite en el VH1 gringo.

Post relacionados