Versión restaurada del filme La barraca se exhibirá en función de gala

0 Flares 0 Flares ×

La versión completamente restaurada y digitalizada de la película mexicana La barraca (1945), dirigida por Roberto Gavaldón, se exhibirá en una función de gala gratuita el próximo 25 de diciembre, a las 20:00 horas, en la Cineteca Nacional de la Ciudad de México.

Se trata de la cinta que obtuvo 10 galardones en la primera ceremonia del Premio Ariel que la Academia Mexicana de Cine realizó en 1947, siendo reconocida en categorías como Dirección, Actor (Domingo Soler), Coactuación Masculina (José Baviera), Fotografía (Víctor Herrera) y Edición (Carlos Savage), entre otras.

Roberto Fiesco, productor de dicha función, informó que la restauración del filme es resultado del trabajo conjunto entre la Filmoteca de la UNAM y la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC), además de que este 2017 cumple siete décadas de haber sido reconocida.

Agregó que curiosamente la historia de esta película se ubica en Valencia, España, pero fue filmada por completo en México en locaciones de Tlalnepantla y en los Estudios Churubusco, incluso producida con gente llegada del exilio español: actores, escenógrafos, guionistas, el compositor de la música y hasta los carpinteros que construyeron las escenografías.

Volver a ver esta cinta en las mejores condiciones posibles es algo muy significativo para la Academia. Además representa el comienzo de un proyecto editorial para publicar una colección de cuadernillos en torno a películas emblemáticas del cine mexicano, y el primero de ellos será precisamente sobre La barraca”, precisó Fiesco.

El texto es una investigación sobre cómo se filmó y las condiciones en que tuvo lugar su estreno. De acuerdo con el productor, Roberto Gavaldón y EmilioEl IndioFernández son los realizadores que cuentan con las bibliografías más extensas en México, pues decenas de libros han sido publicados en torno a su trabajo cinematográfico.

Cabe destacar que la historia de La barraca muestra cómo la familia del “tío Barret” tiene que abandonar su hogar al no poder pagar las deudas contraídas con su propietario, “don Salvador”, quien muere asesinado.

Ese mismo lugar es ocupado por la familia de Batiste, que debido a las circunstancias en que tuvo que ser abandonado se encuentra con un recibimiento hostil por parte de otros habitantes. Así, el rechazo inicial crece dando paso a la violencia.

Por: Fernando Díaz Juárez