Una sangrienta profecía se cumple en “La casa del fin de los tiempos”

octubre 17, 2016

Por: Redacción

Sebastián Bracho.-

Tras un intenso recorrido por festivales internacionales, en los que recibió múltiples premios, la película “La casa del fin de los tiempos”, escrita y dirigida por el venezolano Alejandro Hidalgo, se ha estrenado en México.

El filme de terror, que debido a su modesta distribución sólo puede verse en las ciudades de Orizaba (Veracruz), Matehuala (San Luis Potosí) y Tepatitlán (Jalisco), se ambienta a principios de la década de los 80 y narra la historia de “Dulce”, una madre de familia que habita en una casa antigua junto a sus pequeños hijos “Leopoldo”, “Rodrigo” y su esposo Juan José.

En aquel lugar “Dulce” (Ruddy Rodríguez) experimenta aterradores encuentros con apariciones en la oscuridad. El fantasma de una anciana le deja una serie de mensajes que le advierten que su esposo asesinará a sus hijos.

Así, la protagonista intenta todo lo posible por evitar esa profecía. Sin embargo, una terrible tragedia está por desatarse, pues es condenada a la pena máxima de prisión por un crimen que no cometió.

casa-tiempos-2

30 años después, envejecida, “Dulce” regresa a la casa para continuar su condena en un arresto domiciliario. Allí, junto a la ayuda de un sacerdote, lucha por descifrar y revelar el misterio y la tragedia que tanto la han atormentado.

Esta historia, además de estar cargada de suspenso de principio a fin, viene acompañada de grandes giros y revelaciones en medio de un drama humano y conmovedor”, ha dicho el cineasta Alejandro Hidalgo.

Cabe destacar que “La casa del fin de los tiempos” es considerado el primer thriller de suspenso y terror producido en Venezuela. También es el más visto del género de todos los tiempos en el país latinoamericano, superando a títulos internacionales como “Sexto sentido”, “Los otros” y “El conjuro”.

La película alcanzó la cifra de 623 mil 728 espectadores en Venezuela durante 41 semanas ininterrumpidas en cartelera, con una recaudación de más de 4 y medio millones de dólares, posicionándose como el largometraje venezolano más visto en el 2013.

Relacionados