Una fatal madrugada en la vida de “Victoria”

octubre 14, 2015

Fernando Díaz Juárez.-

Durante dos años, el realizador alemán Sebastian Schipper pasó interminables horas en su laptop tratando de escribir una “historia loca” para afianzar su regreso a la escena cinematográfica.

En el proceso de ese cometido tuvo fantasías diurnas sobre cómo sería robar un banco, en medio de circunstancias poco favorecedoras para los protagonistas y, por si fuera poco, haciendo lo que en ese momento parecía imposible: filmar toda la historia en una sola secuencia.

Así nació “Victoria”, considerada una de las joyas que el cine alemán contemporáneo le ha dado al 2015, y que tras su paso por festivales internacionales se estrenará en México este 16 de octubre.

El filme narra la historia de “Victoria” (Laia Costa), una chica española que se ha mudado a Berlín y trabaja en una cafetería donde recibe un sueldo casi mísero; además no habla alemán y no conoce a nadie en esa ciudad que le parece fría y distante.

Tras abandonar una discoteca a la que asiste para pasar un rato de ocio conoce a tres jóvenes: “Sonne (Frederick Lau), “Blinker” (Burak Yigit) y “Boxer” (Franz Rogowski), que le invitan a dar un paseo por el famoso barrio berlinés de Kreuzberg.

Este último joven guarda un secreto: durante su estancia en la cárcel había estado bajo la protección del gángster “Andi” (André Hennicke), quien tras ser liberado da con él y exige el pago de sus servicios, pidiéndoles que roben un banco sin imaginar las consecuencias que habrá en la vida de “Victoria”.

El reto más difícil de esta película no fue rodar en un solo plano secuencia, sino hacer que Laia y el resto de los actores mantuvieran sus emociones a flor de piel. A ello se sumó la improvisación de diálogos, porque el guión que escribí tenía 12 páginas”, precisa Sebastian Schipper.

El también actor, quien interpretó un pequeño personaje en la cinta de culto “Corre, Lola, corre” (1998), tuvo tres oportunidades de filmar la historia, quedándose con la última versión rodada.

Asimismo coordinó tres equipos de sonido independientes y el trabajo de seis subdirectores, quienes se aseguraban de que ninguna persona ajena a la producción que caminara por las calles tropezara con el tiro de la cámara.

Sobre cómo fue elegida para encarnar a “Victoria”, la actriz catalana Laia Costa comenta: “Luci Lenox, una directora de casting a la que conocía desde hace dos años, me contactó para hacer pruebas hasta que obtuve el papel. No sabía muy bien de qué iba la película hasta que me dijo, ‘vas a estar tres meses en Berlín, la cinta se va rodar en una sola toma y tu personaje debe robar un banco’”.

“Victoria”, premiada a inicios de este año con el Oso de Oro en el Festival Internacional de Cine de Berlín, tiene una duración de dos horas con 15 minutos.

Relacionados