“Una bestia en mi jardín”: Teatro infantil sobre migración

0 Flares 0 Flares ×

Jaime Rosales Domínguez.-

“Una bestia en mi jardín”, escrita y dirigida por Valentina Sierra Bárcena y producida por el Instituto Nacional de Bellas Artes y la compañía Puño de Tierra, es una obra para niños, pero con un tema como el de la migración centroamericana en México que se realiza sobre los vagones del tren que cruza nuestro país desde el sur, y que en la imaginería popular se conoce como “La Bestia”, por sus dimensiones, por lo peligroso que resulta para los migrantes abordarlo en movimiento y viajar sobre el techo de sus inestables vagones y porque, en efecto, con frecuencia se convierte en una máquina que devora y arrolla a los hombres y, con ellos, sus sueños.

La autora y directora nos acerca a esta perturbadora realidad a través de los ojos de Damián, un niño de siete años, cuyo hogar es un refugio de migrantes llamado “El descanso”, pues su madre es parte del grupo de mujeres conocido como “Las Patronas” allá en el sur de Veracruz, y que ofrecen albergue y comida a los migrantes que viajan sobre La Bestia.

La puesta en escena es un acierto de dirección a partir de un muy bien logrado juego entre realidad y fantasía, que se impone desde el principio, porque Damián, el niño, es un títere de tamaño natural manejado no por un actor oculto sino descubierto. Hay en ello una primera pista de que la obra transcurrirá con un pie en la ficción y con otro bien afincado en la realidad.

Y esto es así desde el título, pues decir una bestia en mi jardín, que vale para el caso de Damián, cuya casa está en el camino del tren, pero vale también para todos los niños si se piensa en el jardín como todo un país, para dar idea de una tragedia humana que ocurre aquí cerquita, casi en nuestro patio trasero sin que apenas nos demos cuenta.

Bestia jardin 2

Y el trabajo de Valentina Sierra y este grupo de actores permite poner en el radar de los niños esta realidad, hacerla visible mediante los recursos lúdicos y de ficción que permite el teatro: una historia con momentos divertidos y conmovedores, música y canciones en escena, efectos sonoros que acompañan la aparición de La Bestia y hasta un escalofriante acto de equilibrio circense.

Todo ello hace de esta puesta en escena un hecho teatral con todos los ingredientes para el disfrute de los pequeños, si bien se trata de una obra siempre abierta a múltiples interrogantes por lo que los niños, como el personaje Damián, tendrán que aprender a formular las preguntas que los conduzcan a las respuestas.

Hay que decir que toda la estética del discurso escenográfico de la obra y la propia caracterización de La Bestia, fueron inspirados por los dibujos de unos 200 niños de la escuela primaria Manuel Bartolomé Cossío, los cuales se exhiben en el lobby del teatro.

Este es otro acierto de la producción pues es un recurso que refuerza la conexión de la obra con los códigos de la imaginación infantil.

En el elenco participan Fernando Bonilla (Bestia/músico en escena), Francia Castañeda (Clara/músico en escena), Malcolm Méndez (Mauricio y Toño/músico en escena), Yurief Nieves (Vicente/músico en escena), Bruno Salvador (Damián), y Marianella Villa (Lionila).

“Una bestia en mi jardín” se presenta en el Teatro El granero-Xavier Rojas, en el Centro Cultural del Bosque, todos los sábados y domingos a las 12:30 horas, hasta el 22 de mayo.

Fotografías: Jaime Rosales Domínguez

Post relacionados