“Un mundo maravilloso”, reflexión sobre el poder en México

0 Flares 0 Flares ×

Un mundo maravilloso es una alegoría futurista acerca de la lucha por el poder y la corrupción. Ubicada en el año 2015, esta película de Luis Estrada posee la misma fuerza crítica e irónica de su anterior trabajo en ese entonces, “La Ley de Herodes” (1999), pero con una historia ubicada en este caso en el contexto de la ciudad.

Un mundo maravilloso es una comedia de humor negro, en la que conoceremos la vida de cuatro indigentes que han perdido toda ilusión en la Ciudad de México, llamada la “Ciudad de la Esperanza”. De esta manera el cineasta exhibe la imposibilidad de un hombre por superarse en la vida, planteamiento muy kafkiano que es similar al que usó en su anterior trabajo.

Luis Estrada, trabajo polémico

Esto provocó que Un mundo maravilloso resultara tan polémica como la anterior de Estrada, porque de nueva cuenta la corrupción del partido en poder fue un elemento primordial en el desarrollo de la historia, pues de una manera alegórica, sin detallar nombres pero sí situaciones, puso en entredicho el proceso democrático que vive el país.

Los actores Damián Alcázar, Jesús Ochoa, Ernesto Gómez Cruz y Cecilia Suárez fueron el grupo de pordioseros del año 2015. Para Damián Alcázar esta fue una producción que continuaba con el estilo y el humor planteados en “La Ley de Herodes”.

“Pero en un contexto diferente, que desafortunadamente es igualmente vigente que en el caso anterior, cuando Estrada señaló de manera muy oportuna la podredumbre que había en el PRI. Ahora claro, y con dolorosas coincidencias, aparecen una serie de personajes que nos recuerda a las actuales autoridades en el poder”, dijo a quien esto firma en tiempos de promoción de la cinta.

Un mundo maravilloso

José María Yazpik en Un Mundo Maravilloso

En cuanto a la producción, más que cambios, pudimos hablar de una continuidad en el trabajo del director e incluso del personaje que interpreté, que con un nombre distinto, mantiene la misma actitud que en la anterior cinta. En este caso, se trató de una persona que intentó subir en la escala social y sencillamente no pudo; al tratar de hacerlo, por supuesto se vio enfrentado a la corrupción y a su lado más oscuro, que lo llevan a traicionar tanto a sus amigos como a sus valores”.

Para José María Yázpik, su participación en “Un mundo maravilloso” representó la oportunidad de trabajar con un realizador que tiene muchas cosas qué decir.

Y lo hace de un modo muy puntual, sin concesiones ni posturas falsas ante los problemas. En esa ocasión, no dejó a nadie fuera, todos los políticos actuales estaban reflejados en la historia de un  modo crítico, pero a partir de hechos concretos.

La historia además es muy divertida, con el estilo de ‘La Ley de Herodes’. Además, su estreno fue muy oportuno, porque en ese año de elecciones era conveniente cobrar conciencia de lo importante que era participar en un proceso de este tipo.

No me interesa decir cuáles son mis preferencias, sino que de manera individual decidiéramos por quién votar. Era sólo una película y quizá resultaba excesivo pedirle que cambiara las cosas, pero quizá nos ayudó a reflexionar, y claro fue divertido ver en pantalla a todos esos personajes caricaturizados”, concluyó.

“Un mundo maravilloso” se encuentra disponible en plataformas digitales, además de transmitirse de forma esporádica por la televisión de paga.

Por: José Juan Reyes.