“Todos están muertos”: Filme para honrar y celebrar la muerte

octubre 13, 2015

Omar Villalpando.-

La historia sobrenatural de “Lupe” (Elena Anaya), una joven madre que vive encerrada tras el fatídico accidente en el cual murió su hermano, se estrenará en la Ciudad de México bajo el título “Todos están muertos”, una coproducción México-España dirigida por la realizadora ibérica Beatriz Sanchís.

El filme, que el año pasado se proyectó en el marco del Festival Internacional de Cine Guanajuato, muestra cómo la protagonista debe enfrentar su doloroso pasado ante el fallecimiento de “Diego” (Nahuel Pérez Biscayart), en plena década del 80 y cuando ambos habían alcanzado la cima del éxito al pertenecer a un grupo de rock.

Sin esperanzas y con muy pocas ganas de vivir, “Lupe” debe lidiar con su agorafobia, generada en ella tras el deceso de su hermano; con una madre mexicana supersticiosa (Angélica Aragón) que cree en la vida después de la muerte; un hijo (Christian Bernal) que le reclama estar siempre encerrada; y el fantasma de “Diego”, que se le hace presente.

Estoy encantada de que la película se estrene a México, porque para mí esconde un homenaje al pueblo mexicano en el sentido de honrar la memoria de los muertos. Es una película que habla de quiénes somos y de dónde venimos, de aceptar y celebrar la muerte”, expresó en conferencia de prensa Beatriz Sanchís.

Para Angélica Aragón, quien comparte pantalla con Patricia Reyes Spíndola, el largometraje tiene una historia devastadora si se mira desde ciertos puntos de vista, pues aborda temas como la reconciliación, el amor a la vida y los nuevos comienzos, con algunas dosis de humor que son características de la cultura mexicana.

Agregó que en su caso le interesa mucho participar en óperas primas, pues “me conmueve que directores jóvenes consideren mi trabajo, y saben que su primera cinta es fundamental para su carrera. A un director con trayectoria se le perdona un mal trabajo, pero si el primer largo es malo, la carrera del director se acaba”, afirmó la actriz.

Por su parte, Elena Anaya aseguró que “Todos están muertos” es una película con la que se identificarán muchos espectadores. “Es un drama sobre la importancia de cerrar ciclos y aprender a despedirnos de los seres queridos que han fallecido. Me honra mucho haber participado en esta película”.

Para Inna Payán y Laura Imperiale, productoras del largometraje, éste representa un ejemplo de que las coproducciones cinematográficas funcionan no sólo por el dinero, sino también por la historia que se cuenta.

“Todos están muertos” cuenta con una banda sonora original creada por el grupo Acrobats. Se estrena este viernes 16 de octubre con 10 copias que serán exhibidas en la Ciudad de México, en salas comerciales y en la Cineteca Nacional.

Relacionados