Titus, ópera contemporánea para los más jóvenes

En un despliegue de recursos histriónicos, musicales, de canto, baile y humor la compañía Ópera Portátil ofreció dos funciones en el Centro Cultural Helénico para llevar a los más jóvenes una versión más fresca de Tito Andrónico, una tragedia escrita por el dramaturgo William Shakespeare bajo el nombre de Titus.

¿Qué hace una niña en el escenario?, ¿Alguien sabe dónde está la justicia? Son algunos de los cuestionamientos que se emiten a lo largo de la función interpelándolos a cada uno rompiendo la cuarta pared para incorporarlo a la puesta y lograr un efecto reflexivo contundente. Los actores los invitan a que hablen o canten.

La violencia, la misoginia y el racismo son los tópicos tratados para visibilizar la decadencia social que ya se avizoraba desde aquellos tiempos y hasta nuestros días. Alguno cuestiona si es correcto seguir contando esas historias a los niños y jóvenes cuyo único mensaje es demostrar que la maldad humana perdura a través de las generaciones.

Compuesta por el uruguayo Guillermo Eisner, con libreto de Carla Romero, Catalina Pereda y Didanwee Ken, dicha propuesta dota al libreto de una versión mucho más amable sin olvidar la esencia del primer y más violento guión escrito por el inglés en 1593 ahora con la estupenda dirección musical de Rodrigo Cadet que engalanó la puesta con una orquesta en vivo.

Beneficiaria de México en Escena, Programa de Apoyo a Grupos Artísticos Profesionales de Artes Escénicas del Fonca, se conjuga el mundo griego con el actual. Los temas musicales elegidos oscilan entre los géneros de cámara y la electrónica, hasta otros más contemporáneos.

La escenografía minimalista y el expresionismo, en la que sobresalen enormes telas hacen alusión a los claroscuros de la sangrienta tragedia en la cual se recuerda a un gran general romano quien regresa victorioso a Roma tras una larga guerra contra los godos, en la que ha perdido casi a todos sus hijos.

Para celebrar hace un sacrificio humano de un enemigo prisionero, hijo mayor de la reina ‘Tamora’, quien posteriormente se convierte en la nueva emperatriz de Roma, elegida por ‘Saturnino’, el sucesor del emperador recién fallecido.

Ejecutada en español, aunque cuenta con súper titulaje, estuvo a cargo de las sopranos María Teresa Navarro (‘Titus’), Catalina Pereda (‘Tamora’) y Albina Goryachikh (‘Lavinia’), los barítonos Raúl Román (‘Saturnino’) y Vladimir Rueda (‘Aarón’) y los tenores Mauricio Jiménez (‘Chirón’ y ‘Demetrio’), Ulises de la Cruz (‘Lucio’) y Mario León (‘Bassanio’ y ‘Nodriza’).

Dirigida por Carla Romero, destaca por ser coreográfica, incluye elementos contemporáneos como la música electrónica y ofrecer un contexto armónico modal para las voces y atonal para la orquestación.

Por: Nadia Galaviz | @nadia_galaviz

Post relacionados

Cineteca