Tiburones al acecho y negociando por un buen proyecto

febrero 6, 2015

Omar Villalpando.-

Tener en mente una buena idea para hacer negocios no siempre deriva en éxito, sobre todo cuando existen muy pocas posibilidades de que alguien invierta su dinero para hacer de esa empresa toda una realidad.

Esto es parte de la premisa que conforma a la serie estadounidense “Negociando con tiburones” (Shark Tank), a transmitirse todos los viernes por el canal de paga TLC Latinoamérica.

En la competencia televisiva a modo de reality show, nominado a los premios Emmy durante dos años consecutivos, pequeños empresarios presentan sus ideas o proyectos a un grupo de grandes inversionistas llamados “tiburones”.

Son éstos quienes evalúan, desde el punto de vista empresarial, si las iniciativas presentadas resultan aptas y rentables en el mercado estadounidense.

Se trata de Steve Tisch, copropietario de los Gigantes de New York y productor de cine; así como Kevin O’Leary, un reconocido empresario canadiense. Ambos están dispuestos a buscar empresarios potenciales a los cuales impulsar, siempre y cuando sus proyectos cumplan con estrictos requisitos.

En la mecánica de la competencia, si algún miembro del panel de inversionistas se interesa por la idea, puede generar una inversión significativa de dinero en el negocio que más le llame la atención.

Sin embargo, para hacerlo más interesante, los “tiburones” intentarán a toda costa intimidar a los concursantes y destruir sus propuestas.

Entre más sólida sea la presentación con excelentes argumentos, más posibilidades tienen de ser elegidos como los afortunados que obtendrán la inversión de uno de ellos.

Por ejemplo, podrá verse el caso de un joven californiano que inventó una tabla eléctrica para practicar deportes acuáticos; o dos hombres que crearon una línea de productos naturales de limpieza.

Incluso figura una madre que creó una línea de sprays de aromaterapia para ayudar a niños que temen a la oscuridad o a los monstruos.

Estos casos dan muestra de la cantidad de personas que en cualquier parte del mundo están buscando inyección de capital en el desarrollo de sus proyectos para hacer crecer su negocio y obtener ganancias. Nosotros estamos ahí para ayudarlos”, señaló Steve Tisch.

De acuerdo con el inversionista, no sólo basta que los pequeños empresarios presenten un buen proyecto o idea, pues también deberán estar convencidos de lo que quieren y ser audaces en sus presentaciones.

“Negociando con tiburones” se transmite todos los viernes por el canal de paga TLC Latinoamérica, a las 21: 00 hrs.

Relacionados