Soundtrack: Los Otros

0 Flares 0 Flares ×

El camino de este espacio, invariablemente, nos ha llevado en repetidas ocasiones a celebrar el trabajo de autores cuyo arte no sólo abarca la composición del score de un filme, sino que tan sólo es uno más de los distintos aspectos que construyen para crear una obra fílmica.

Esto, curiosamente, me ha llevado a comprobar que una ‘joven’ generación contemporánea de populares cineastas demuestran está destreza artística. Uno más de ellos, es el chileno españolizado Alejandro Amenábar, quien en 1996 se mostró al mundo con Tesis, un filme en el que logró conjuntar toda una serie de lugares comunes del ‘slasher movie’ y del ‘cine mondo’, acomodándolos de forma atractiva para un público masivo.

La aparente naturaleza oportunista de Tesis, poco más tarde, se reveló como una vocación real de Amenábar para el thriller y el suspenso con la llegada de su segundo filme, Abre los ojos, intenso thriller en el que la confusión de identidad del protagonista creó un ambiente de pesadilla que llamó incluso la atención de Tom Cruise.

Y fue ahí, que la carrera de Amenábar comenzó a subir de forma estratosférica, con el remake a su Abre los ojos, realizado por Cameron Crowe con el título de Vanilla Sky; y, sobre todo, con The Others (Los Otros), todavía producida por Cruise, y protagonizada por su entonces esposa, Nicole Kidman.

Este filme que retoma elementos de filmes clásicos del suspenso y del horror, como The Innocents, compone la historia de unos fantasmas atormentados; así, Amenábar subvierte el género de fantasmas ofreciéndole una vuelta de tuerca impresionante sin perder el estilo; y, si no logró el filme más popular de apariciones de los últimos años (tal vez sea The Ring), sin duda, sí se trata del mejor de la historia reciente (bueno, tal vez compartiendo lugar con El espinazo del Diablo) y uno de los mejores filmes de terror de la historia.

Si bien, el score compuesto por Amenábar para The Others (Sony Classical) no subvierte el valor del género, como lo hizo con la historia de este filme, sí logra reutilizar de manera muy correcta sonidos y momentos que caracterizan el género.

En un breve comentario que presenta el soundtrack de The Others, Amenábar recuerda que su interés por el cine comenzó a partir de los soundtracks que escuchó cuando niño, los cuales lo llevaron a componer melodías para sus historias, y lo cual lo llevó al cine y al score de sus obras.

Cómo podemos entender, el interés de Amenábar por la música y la imagen en el cine es integral, y eso es un punto importante de su éxito como realizador.

La música interpretada por The London Session Orchestra para este score, se compone en gran medida con instrumentos de viento y metales, trazando los climas de paz y locura, en distintos momentos, que una historia de fantasmas exige (hasta la sesión vocal infantil que puede crispar los nervios, en Comunión Dress, se hace presente).

Invariablemente, quien haya podido escuchar el trabajo orquestal realizado por Krzysztof Komeda para los filmes de Roman Polanski, encontrará en el trabajo de Amenábar una inspiración clara. Y la cual, para nada, resulta en detrimento suyo.

Por: Mauricio Matamoros | @MMatamorosD

Post relacionados