Soundtrack: El Topo

julio 2, 2018

Por: Redacción

Fue ya hace tiempo cuando hablamos del trabajo de Alejandro Jodorowsky; en esa ocasión se trató del soundtrack de Santa Sangre. Y junto con éste, el soundtrack de El Topo han sido los únicos que se han editado de su filmografía.

Muchos lectores seguramente sabrán de la celebridad de dicho filme realizado en 1969 por Alejandro Jodorowsky en México: se trata de un western atonal con el género mismo y con el cine de aquellos años, en el que el propio artista chileno interpreta a un vaquero errante en un desierto lleno de símbolos y pleno de sucesos y personajes extraordinarios. El Topo era la manifestación misma de la búsqueda existencial de Jodorowsky, y fue así que la fuerza de su discurso logró penetrar de manera radical en una generación de artistas y espectadores que vieron y crearon de distinta forma desde entonces. Sus seguidores han ido desde John Lennon hasta Marilyn Manson.

El Topo, al igual que toda la obra de Jodorowsky, se compone de una serie de ideas y conceptos ricos en matices y enseñanzas producto, por supuesto, de un cúmulo de culturas y disciplinas aprehendidas fabulosamente por el realizador. Es así que no extraña que, aparte de la dirección, el guión y el de vestuarios y escenarios, además de la música de esta película haya sido compuesta por el mismo Jodorowsky

A Jodorowsky entre la intensa actividad teatral, periodística, cinematográfica e historietística durante sus ‘años locos’ en México, igualmente se cuenta su participación en la música, como parte y creador de la banda de fusión Las Damas Chinas, en la que el jazz fue el catalizador de mucha experimentación sonora.

Aparte de un disco que en apariencia se trata de un auténtico viaje psicodélico –del cual sé de su existencia, pero que desafortunadamente no he conseguido ni escuchado-, Las Damas Chinas se encargaron de efectuar algunas presentaciones y musicalizar algunas obras del mismo Jodorowsky, como la célebre Zaratustra y de la cual existe un LP que documenta el maravilloso trabajo de esta banda.

Sería hasta La Montaña Sagrada (1972), cuando Jodorowsky se encontraría de nuevo con el jazz fusión, de las manos de Don Cherry y Ron Frangipane, quienes junto con el realizador compusieron la banda sonora de dicho filme. Una auténtica rareza.

No obstante, antes que éste se encuentra el trabajo que Jodorowsky realizó al lado de Nacho Méndez para El Topo.

Hay obras, en todos los medios y géneros, que remiten al espectador a un momento, a una época, incluso a un estado de ánimo. En lo particular, El Topo es uno de esos trabajos: la fotografía, los rostros, los vestuarios y, por supuesto, la música, hablan claramente de un tiempo y un espacio.

La flauta, a mi juicio… bueno, más bien a mi sentir se trata del instrumento que captura en su totalidad el espíritu de la segunda mitad de los años 60 y la primera de los 70; es decir, cuando el flowerpower y la experimentación psicotrópica, vía la electricidad y los cabellos largos, implicó un cambio de conciencia y actitudes.

Por supuesto que la utilización de la guitarra eléctrica y la batería fueron claves en la evolución del rock durante aquellos años; pero me parece que el sonido de la flauta entonces fue más allá de la importancia musical. Digo, yo escucho este instrumento interpretado por Ian McDonald en los primeros discos de King Crimson, el solo en California Dreamin de The Mamas & the Papas, o su presencia única en Nights In White Satin de The Moody Blues, por nombras sólo ciertos momentos clave, y virtualmente evoco una época que ni siquiera tuve la oportunidad de vivir.

En fin, El Topo sugiere lo mismo. La presencia de la flauta en este soundtrack me parece trabaja al mismo nivel mencionado, aún cuando los arreglos musicales en el filme pueden remitir ya sea a una banda de pueblo o a un coro de lamas tibetanos, al cine mexicano de las tramas más rurales o al cine más avant garde que algunos años después se desarrollaría.

La flauta, el corno y las percusiones crean un universo particular que le da a este western una autenticidad y una forma única, irrepetible en cualquier filme y, sobre todo, en cualquier otro western.

Los que han visto ya El Topo saben de lo que estoy hablando, y quienes no hayan tenido la oportunidad de verla los conmino a buscar este trabajo de inmediato.

Existe el soundtrack editado por Apple Records, (efectivamente, el sello de The Beatles), e igualmente una reinterpretación por parte de una banda de jazz llamada The Shades Of Joy. Éste último hace un par de años fue reeditado en Italia, siendo el más accesible. No obstante, el año próximo el DVD del filme será publicado finalmente de manera oficial y contendrá el soundtrack de forma íntegra.

Por: Mauricio Matamoros | @MMatamorosD

Relacionados

ecofilm 2018