Sophia Loren confiesa que Mastroianni fue el amor de su vida

0 Flares 0 Flares ×

A sus 83 años cumplidos el pasado 20 de septiembre, la actriz italiana Sophia Loren reconoció que el amor de su vida desde el punto de vista profesional fue su colega Marcello Mastroianni, con quien hizo pareja en infinidad de cintas de éxito internacional.

Reveló que con el actor fallecido en 1996 nunca ensayaba antes de rodar las escenas de filmes en los que ambos fueron protagonistas, como Matrimonio a la italiana; Ayer, hoy y mañana, Una jornada particular o Los girasoles, entre otras.

Éramos una bella pareja, no ensayábamos nunca. Yo sabía los diálogos de memoria, él quizá un poco menos, pero después de 10 minutos era perfecto”, aseguró.

Loren también dijo que a menudo va a visitar la tumba de su marido, el productor Carlo Ponti fallecido hace una década y cuyo matrimonio en México en 1957 causó escándalo, pues él estaba todavía casado legalmente con su primera esposa y en Italia no existía el divorcio.

Residente en Ginebra, Suiza, la actriz reveló que viaja lo más a menudo que puede a Magenta, a las afueras de Milán, donde reposan los restos de su marido, con la esperanza de estar tranquila con él.

Sin embargo, reconoció que cuando muera le gustaría reposar en Roma, que fue la ciudad que le dio la oportunidad de iniciar su fulgurante carrera. La actriz también dijo que si pudiera regresar al pasado repetiría la experiencia de haber pisado la cárcel, en la que estuvo durante 17 días en 1982 acusada de evasión fiscal.

Después de 40 días la Corte Suprema estableció que fue un error del contador, pero de cualquier manera regresaría. Estuve mejor de lo que me imaginaba en la cárcel de Pozzuoli. Las monjas me pusieron en la cocina. Sabía que no lo merecía pero estuve ahí casi para tener la experiencia”.

Loren también desmintió tener un apartamento en la Trump Tower de Manhattan. “No es cierto, eso se lo habrá inventado el señor Trump”, aseguró. También dijo no amar las nuevas tecnologías, ni siquiera para estar en contacto con sus dos hijos y sus cuatro nietos que viven en Los Angeles.

No puedo ver las computadoras, a veces ni siquiera cuando mis hijos quieren llamarme y me dicen que soy una exagerada”.

Fuente: Notimex