Sincronías Eclécticas: Andy Warhol, La Estrella Oscura

Andy Warhol

0 Flares 0 Flares ×

Andy Warhol, fue un hombre convertido en un objeto de consumo en sí mismo quien paradójicamente colocó su obra artística como una fuerte y profunda crítica a la vida como espectáculo. Allí donde el horror, la muerte, la desgracia ajena o la violencia sirven para entretener a los grandes públicos, solía verter su severa opinión usando papel, colores y las figuras icónicas transmitidas en todos los medios masivos.

Una buena oportunidad de adentrarse en la evolución de su carrera que pasa por la fotografía, la serigrafía, la pintura y el cine ha sido la exposición montada en el Museo Jumex bajo el nombre Andy Warhol. Estrella oscura. Desfilan los rostros de Marilyn Monroe, Elizabeth Taylor, Mao Tse-Tung, Elvis Presley pero también la famosa lata de la sopa Campbells, la banana y la cabeza de vaca psicodélica.

Andy Warhol

Sus construcciones hechas en serie emulando la producción capitalista fue su manera de mostrar que también en la repetición suceden fenómenos contrapuestos. Por un lado, cotidianiza escenas de muertes difundidas en la prensa al tiempo que plasma las pequeñas diferencias que en cada fotografía de algún famoso se dejan ver como marcas irrepetibles de su ser, su humanidad.

Warhol, logró convertirse en un punto de referencia para el mundo de la moda, del arte, del art-pop. En cambio, su excentricidad quedó contrastada por su personalidad retraída. Su máscara. Fue el ejemplo vivo de la contradicción que trajo la nueva economía de mercado la cual hasta nuestros días continúa extendiéndose a cada rincón de la intimidad social.

Sin mayores conceptualizaciones, evidenció al subrayar, sobresaltar, colorear, extraer de su entorno ‘natural’ esos objetos que en el centro comercial o en el bar parecen cumplir un papel. No es locura, es hacer notar la degradación, lo irreal e irracional, lo salvaje y lo cruel del mundo, más aún, lo engañoso que podía ser el llamado ‘sueño americano’.

Andy Warhol

Entró al juego sucio y se ensució. Se cubrió de fama, dinero y éxito. Sufrió por consecuencia de los efectos, desde un atentado de muerte, la desconfianza, la enfermedad, el manejo escrupuloso de sus recursos hasta llegar al personaje que hoy todos conciben, la imagen moderna de lo que anunciaba el nuevo siglo. Inseparable de la polémica y el escándalo siendo la publicidad aquella herramienta de la que se volvió esclavo.

La retrospectiva acude a todas sus facetas, incluso la de cineasta. Piezas del celuloide que para muchos todavía siguen siendo incomprendidas, podrían parecer absurdas o inútiles. La verdad es que dejo en ellas su enorme deseo de convertirse en un director renombrado. Más bien, Andy debe ser recordado como un artista multifacético, alguien al que le quedaban chicas las etiquetas, difícil de definir y que por tanto pudo colocarse a la vanguardia de un nuevo movimiento, en pionero de la cultura de masas.

Por: Nadia Galaviz | @nadia_galaviz

Es licenciada en Administración y Comunicación Social por la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM). Actualmente colabora en la Dirección de Comunicación Social de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), y se desempeña como periodista cultural, de ciencia y espectáculos en Filmeweb.

Ha colaborado como reportera en Notimex y para el portal de noticias 24h; asimismo, en el sitio web ERRR magazine. Fue co-editora del Periódico Reforma y correctora de estilo en el Consejo Consultivo de las Ciencias de la Presidencia. Participó como guionista en Tv Azteca para el programa Historias Engarzadas.  El manejo de campaña política en redes sociales. Produjo y condujo el programa radiofónico Vuelta de página sobre literatura en UAM Radio. Dirigió la revista independiente Sincronías.

Se encuentra filmando un documental sobre el reconocimiento constitucional de los pueblos negros de la costa chica de Guerrero y Oaxaca titulado Somos afromexicanos y participa como co organizadora de la Tertulia de Ciencia Ficción de la Ciudad de México.

Post relacionados