Sin duda, Josefa es el gran orgullo del musical mexicano

0 Flares 0 Flares ×

Josefa es gran orgullo del musical mexicano. De algunos años a la fecha, en el teatro musical mexicano se está dando un fenómeno bastante interesante y para muchos incómodo, con justa razón; y es la llegada a escena de musicales de ‘rockola’, los cuales han hecho uso de temas musicales concebidos para la industria comercial y que son reunidos en un argumento escénico, teniendo como resultado un musical con las características propias del género y con la posibilidad de tener de inmediato, aunque ha habido varias excepciones, la aceptación del público.

Este concepto tiene como objetivo ofrecer y acercar al público al teatro musical, teniendo en algunos casos buenos resultados. Algunos títulos de este formato concebidos de forma original en nuestro país son “Bésame mucho” (idea original y producción de Federico González Compeán; 2005) y “¡Si nos dejan!” (escrito y dirigido por José Manuel López Velarde; también producido por González Compeán en 2011).

Aunque hay que dejar en claro que no por ello se está descubriendo el hilo negro, ni mucho menos, pues este tipo de musicales ya se había dado a conocer en el pasado en escenarios de Londres y Broadway. En México, cabe recordar “El Quelite”, con un libreto de Roberto Anaya y producido en 1969, en el Teatro de Los Insurgentes, por Roberto Chávez y Miguel Ángel López; teniendo como protagonista a Lucha Villa dentro de la denominada “Primera comedia musical ranchera”.

En 1994, Víctor Hugo Rascón Banda hace lo propio con su versión para género musical de la obra de Luis G. Basurto, “Cada quien su vida”, teniendo en su elenco a un gran cartel de estrellas del cine y teatro mexicano, entre las que podemos mencionar a Carmen Salinas, María Rojo, Héctor Bonilla, Ernesto Gómez Cruz, Adriana Roel y Margarita Isabel, entre muchos más. En esta obra se usaron temas también ya conocidos entre el público, aderezando esta trágica historia, que sucede en la noche de año nuevo.

Josefa

No obstante, también han existido puestas que han caído en lugares comunes ante el deseo de acaparar al público, algunas de ellas con buenos y sorprendentes resultados, y otras de cuyos títulos la mayoría ni se acuerda.

Sin embargo y ante esta oleada de intentar hacer un teatro musical sin la totalidad de los ingredientes principales para llevarlo a cabo, o sea sin música y letras originales, por fin se abre una luz en el camino, que además es arriesgada y revolucionaria, debido a la censura y prohibición cuando de nuestros héroes nacionales se refiere, dándoles el toque de inmaculados, lo cual se logró superar ya con su estreno oficial en junio pasado.

Teniendo como dramaturgo y productor a José Dolores González, seguido del director de escena Edgar Cañas y del director musical Ricardo Robledo, ambos también productores, Josefa, el musical de México pretende devolver al género musical su esencia original y volver a colocarlo como uno de los más creativos y originales, remembrando títulos originales y exitosos en su  momento como “Kuman”, “Las modelos de ‘Chachita’” e incluso “Ciudad blanca”, el reciente intento de este estilo, con temas originales de Armando Manzanero y la producción de Xavier López “Chabelo”.

El argumento de Josefa, el musical de México es un homenaje a la mujer más importante de América Latina del siglo XIX, conocida también como “La Corregidora”, y fue creado en el ambiente más ‘underground’, comparado con el que se respira en las grandes empresas, y lo mejor teniendo a la libertad como ingrediente principal, tal y como la protagonista y demás personajes de este proyecto lo deseaban en su momento.

Con elementos de la historia verídica, mezclada con pasajes novelados, “Josefa” tiene como base de inspiración “Hamilton”, montaje con temas musicales de género moderno, que se ha convertido en el musical de Broadway más exitoso de la década, pero dejando en claro que no se quiso trasladar ese concepto a la propuesta nacional que hoy citamos.

“Hamilton” está inspirado en “Alexander Hamilton”, biografía escrita en 2004 por el historiador Ron Chernow, cuyo éxito radica en el patriotismo norteamericano, sumado a unas buenas interpretaciones, lo mismo en lo vocal que en lo histriónico.

Josefa

Pero volviendo a “Josefa, el musical de México”, cabe mencionar la presencia en escena de los ‘Insurgentes’, los ‘Indecisos’ y los ‘Realistas’ para contar esta historia de independencia, todos ellos interpretando temas armónicos, frescos y lo mejor, originales, que tienen un discurso sonoro más que atrevido, pero muy de acuerdo para contar y cantar esta historia mexicana, cuya sonoridad puede compararse con las creadas para “Hamilton” e incluso con “Los Miserables”.

El elenco que conforma “Josefa, el musical de México” está integrado por primeros actores del género en nuestro país, como Manuel Landeta, José Antonio López Tercero y Hugo Serrano, además de promesas dentro del mismo, como Jimena Parés, Óscar Ugalde y Alejandra Desimone, entre otros.

Todos ellos están dando lo mejor de sí en este proyecto que, cabe mencionar, por lo atrevido de su propuesta tardó varios meses en llegar a la cartelera, pues ningún productor quería arriesgarse teniéndolo en alguno de sus teatros, hasta que llegó Juan Torres y creyó en él y su equipo.

Cabe mencionar que “Josefa, el musical de México” tuvo su origen en el proyecto “Josefa, el ombligo de la luna”, escenificado en 2010 en Querétaro, con motivo del Bicentenario del inicio de la Independencia mexicana.

Así como “Los Miserables” es para los franceses y “Hamilton” para los norteamericanos, esperamos que “Josefa” lo sea para los mexicanos y consiga el apoyo total del público mexicano, más ahora en estos momentos en los que necesitamos reposicionar el buen nombre de México ante el mundo, debido a los cambios que sucedieron en la política y sociedad norteamericana.

Fabián de la Cruz Polanco.