“Seguir viviendo”: Las fracturas emocionales causadas por la violencia

0 Flares 0 Flares ×

Omar Villalpando.-

Atraída desde su formación académica por el periodismo y por los temas vinculados al acontecer social y político de México, la realizadora Alejandra Sánchez vuelve a la escena cinematográfica con un nuevo filme: “Seguir viviendo”, docuficción en la que da voz a dos jóvenes víctimas de la violencia.

Se trata de Jade y Calep García, hijos de la activista Lilia Alejandra García Andrade, quien fue asesinada en Ciudad Juárez hace quince años. Temerosos de más represalias en su contra, toman la decisión de huir junto a su abuela y comenzar una nueva vida.

Cuando me enteré del peligro que corrían estos ahora adolescentes, los tuve en mi casa durante algunos meses y después les escribí el guión para un largometraje. Luego, con autorización de su abuelita Norma Andrade, pude concretar el proyecto”, contó la cineasta.

En un encuentro con medios de comunicación para anunciar el estreno del filme, que este viernes llega a las pantallas de la Cineteca Nacional, Alejandra Sánchez aclaró que “Seguir viviendo” no es necesariamente una película de denuncia,.

Tiene un poco de ello cuando se dejan escuchar las voces con los testimonios de los niños, pero lo que más buscaba era mostrar las emociones y las fracturas que hay en dos adolescentes marcados por la falta de seguridad“.

Jade García manifestó su satisfacción por tener voz en este proyecto y así dar a conocer su historia: “En esta película encontré una forma de desahogarme y sacar todo lo que traía dentro, porque no podía seguir con eso”.

Por su parte, Calep destacó lo difícil que resulta contar con alguien que puede cuidar de otro, “porque hasta pierdes tu privacidad, y en esta cinta la apuesta era ir contra el destino y no hablar para que mi abuela sobreviviera“.

Por tratarse de una docuficción, “Seguir viviendo” cuenta con la participación de actores profesionales como Moisés Arismendi y Tito Vasconcelos, para quien el largometraje es una metáfora que brinda imágenes con carreteras áridas.

También actúa Nora Huerta, integrante de la compañía de teatro Las Reinas Chulas, quien se refirió a la cinta como un trabajo de complicidad, colaboración y solidaridad con historias de vida como las de Jade y Calep García.

La película muestra un poco de lo que yo como actriz puedo hacer, sobre todo para que a través de nuestro trabajo no se olvide y la gente siga dándose cuenta de lo que pasa”.

La cinta, apoyada por el Fondo para la Producción Cinematográfica de Calidad (FOPROCINE), del Instituto Mexicano de Cinematografía (IMCINE), ha llegado a las pantallas de la Cineteca Nacional, así como a Cine Tonalá, La Casa del Cine y salas de la UNAM.

Post relacionados