“Seattle”, sincronías afortunadas de destino y esperanza

0 Flares 0 Flares ×

Nadia Galaviz.-

Ante la decadencia, la desesperación, la incomprensión: dos jóvenes. Ellos parecen estar atrapados respectivamente en sus propios mundos familiares, buscan cada uno su escaparate. Sentir el aire frío sobre la cara, pedalear con fuerza sin rumbo o cobijados por sus compañeros de vida, lo que sea en lugar de los golpes, los gritos o reclamos de sus padres.

Es el rock, es la época de Nirvana, las coreografías de Michael Jackson, de la depresión económica y los desastres naturales. Una completa sacudida del espectador a partir de la danza, el teatro, las referencias musicales y cinematográficas. Estamos en Seattle, lugar donde hay esperanzas y se cumplen los sueños.

No es un coincidencia, haber conjugado danza contemporánea, ballet y el arte histriónico, un experimento de agasajo que disfrutarán aquellos interesados en ver propuestas escénicas novedosas, dinámicas y experimentales. Es una obra para sentirla pero también para vivirla evocándola a partir de nuestras propias sincronías.

Se trata de la puesta “Seattle”, escrita y dirigida por Adrián Vázquez que llega a México con las estupendas apariciones de los bailarines Nancy López Luna y Elia Mark, quienes crean un híbrido difícil de categorizar, una aventura que unida a la dramaturgia atraviesan los límites de la realidad, del tiempo.

Seattle 2

“Seattle” comenzó en 2014 cuando los artistas gestores de los dos personajes que conforman esta historia, Luna y Mark, conectan con Adrián tras su poderosa actuación en solitario “El hijo de mi padre”, basado en su infancia en las calles de Tijuana. Los tres se reúnen en 2015, rodeados de un entorno de violencia y el asesinato de personas conocidas.

Elia Mark comenta al respecto: “Nos sentimos afectados por esos eventos, nos reunimos para discutir cómo esas emociones y pensamientos podrían transformarse en una actuación”. La puesta en escena está caracterizada por la complicidad que la pareja transmite tanto arriba del escenario como cuando al inicio se mezclan entre el público.

Rafa Balderas en la musicalización y Kenia Delgado como asistente de dirección, las compañías Los Puercoespines y Los Triste Tigres unieron esfuerzos para entregarnos este refinado espectáculo basado en hechos reales, autobiográficos, enmarcado por la época del grunge Music, mezclado con un toque de realismo mágico y con un sentido de humor mexicano sin más utilería que la construida por los cuerpos.

“Seattle ofrecerá” una temporada hasta el 19 de abril en el Teatro La Capilla, en la Ciudad de México, a las 20:00 horas.

Fotografías: Nadia Galaviz

Post relacionados