Cinépolis reestrena en México “Scarface”

0 Flares 0 Flares ×

Diana Ruiz.-

Corría el año de 1983 cuando el inolvidable ‘Tony Montana’ (Al Pacino), apareció en las pantallas cinematográficas en la inmortal cinta “Scarface” (El precio del poder), la cual fue dirigida por Brian De Palma, producida por Martin Bregman, y escrita por el ahora reconocido director Oliver Stone.

“Scarface” marcó a toda una generación de espectadores, ya fuera por la vitalidad y violencia gráfica de su guión o por las descomunales actuaciones de sus actores o por su envolvente música de Giorgio Moroder, esta cinta ha crecido con el paso de los años y se ha convertido, sin dudarlo, en una de las películas clásicas de la década del ochenta.

El público podrá revivir la experiencia de verla en pantalla grande con Doubly Surround en Cinépolis contenido alternativo desde este viernes 22 al  jueves 28 de julio en 58 pantallas de las ciudades, como: Acapulco, Aguascalientes, Campeche, Cancún, Ciudad Juárez, Celaya, Chihuahua, Cuernavaca, Ciudad de México, Estado de México, Guadalajara, Hermosillo, Irapuato, La Paz, León, Matamoros, Mazatlán, Mérida, Mexicali, Monterrey, Morelia, Oaxaca, Pachuca, Puebla, Puerto Vallarta, Querétaro, Reynosa, Saltillo, SLP, Tampico, Tijuana, Toluca, Torreón, Veracruz, Villahermosa, Xalapa y Zacatecas.

Sobre la producción de “Scarface” se dice que Stone para realizar el guión consultó a la policía de Miami y la DEA, Drug Enforcement Administration, para incorporar muchos verdaderos crímenes en la película, como utilizar fotos de la escena del crimen para inspirar la infame escena de la motosierra.

Cuando el director Brian De Palma presentó la película a la MPAA, esta le dio una “Clasificación X” (que es para mayores de 18 años y con contenido bastante fuerte). A continuación, hizo algunos recortes y volvió repetidas ocasiones pero siempre le asignaban la clasificación “X” sin embargo para conseguir la clasificación “R” De Palma y el productor Martin Bregman organizaron una audiencia con el MPAA.

Trajeron a un grupo de expertos, incluidos oficiales reales de estupefacientes, que declararon que la película es un retrato exacto de la vida real en el submundo de las drogas y que debía tener amplia difusión. Esto convenció a los 20 miembros de la junta de puntuaciones, que otorgaron una “Clasificación R” (menos que la X) por una votación de 18-2. Sin embargo, De Palma argumentó que si el tercer corte de la película fue considerado “R”, el primer corte debería haber sido “R” también. Preguntó si el estudio podría liberar el primer corte, obteniendo una negativa. Pero los ejecutivos del estudio realmente no sabían las diferencias entre los diferentes cortes que se habían presentado, por lo que De Palma lanzó el primer corte de la película a los cines. Tan sólo hasta varios meses después de distribuirse la película en vídeo, reconoció que había comercializado sin editar su primera versión de la película.

En el año 1980, el levantamiento del bloqueo de Puerto Muriel por Fidel Castro hace que se produzca un éxodo masivo de cubanos hacia los Estados Unidos. Uno de esos cubanos es ‘Tony Montana’ (Al Pacino), quien está cansado de la miseria y persigue el clásico “sueño americano”.

Sin embargo, todos los comienzos son duros, y tras ser recluido y escapar del confinamiento, ‘Tony’ junto con su amigo ‘Manny’ se encuentran trabajando en un puesto de comida ambulante. Cansados y decididos a ganar dinero de verdad, deciden hacerse un nombre en la ciudad a base de trabajos sucios, hasta levantar su propio imperio. Sin embargo, todo poder tiene un alto precio a pagar, sobre todo cuando le buscas las cosquillas al líder de una peligrosísima organización de narcotraficantes.

Un dato curioso es que 1983, fue nominado Brian de Palma a los premios Razzie al peor director;   a pesar de que en su momento la cinta obtuvo grandes críticas como la The New York Times, donde la evoca como la película más elegante y provocativa – y tal vez la más viciosa – sobre el inframundo americano desde “El Padrino” de Francis Ford Coppola o como la “The Guardian”, donde menciona que es una película que es un imperdible por la potente e influyente interpretación de Pacino.

Post relacionados