“Sangre de mi sangre”: Entre vampiros y una violenta Santa Inquisición

0 Flares 0 Flares ×

Omar Villalpando.-

El poder, la religión y los valores ideológicos de la sociedad italiana, son explorados en una de las películas más recientes del cineasta Marco Bellocchio: “Sangre de mi sangre” (Sangue del mio sangue), que transita en dos épocas diferentes para mostrar los rastros de un país corrompido por la hipocresía y la doble moral.

Este largometraje, que puede verse como parte de la 62 Muestra Internacional de la Cineteca Nacional, en la Ciudad de México, retrata cómo en la ciudad de Bobbio, Italia, en pleno siglo XVII, el joven sacerdote “Federico” es convocado por ministros de la Santa Inquisición para hacer confesar a la hermana “Benedetta”, acusada de seducir y llevar a la muerte a un sacerdote.

La cárcel a donde asiste el protagonista será siglos después la vivienda de un viejo vampiro conocido como “El Conde”, quien se enfrentará a un investigador que ayuda a un millonario ruso a comprar el recinto.

Sangre 2

Se trata, como dice el crítico británico Robbie Collin, del periódico The Telegraph, de dos historias “ligeramente supernaturales que riman entre sí a través del tiempo de manera oblicua, pero sensualmente sincronizada. Es una película de una extraña belleza iluminada por la luna que te acaricia como un susurro helado en el reverso del cuello”.

“Sangre de mi sangre”, que podrá verse en la Muestra hasta este 18 de abril, es filme ganador del premio FIPRESCI en la Mostra de Venecia en 2015, presenta un relato en el que inmediatamente después de abordar la salvaje violencia de la Iglesia católica en la época de la Inquisición, la historia da un giro acrobático situándose en un contexto actual.

Con más de 20 largometrajes de ficción, Marco Bellocchio, el director que ha competido seis veces por la Palma de Oro en el Festival de Cannes, ha realizado películas alabadas por la crítica internacional, entre ellas “Buenos días, noche” (Buongiorno, notte; 2003), “La amante de Mussolini” (Vincere, 2009) y “Bella addormentata” (2012).

Post relacionados