Saga literaria estadounidense será adaptada al cine mexicano

septiembre 4, 2015

Por: Redacción

Carolina Huerta García.-

Con talento mexicano y locaciones ubicadas en tierra azteca, la primera entrega de “La cazadora de almas”, perteneciente a una saga literaria en inglés escrita por Alyson Nöel, será llevada al cine mexicano en una coproducción de las empresas Cheyenne Films y Traziende Films, esta última perteneciente a Leonardo Zimbrón y Mónica Vargas.

La historia gira en torno  a “Daire”, una adolescente de 16 años que comienza a experimentar cambios en su percepción del mundo, lo que la abre a ver espíritus, demonios y otra clase de entes sobrenaturales.

Desesperada por esta transformación, su madre la lleva al médico, que le recomienda internarla en un hospital psiquiátrico, pero la protagonista escapa a Nuevo México para encontrarse con su abuela, la última mujer en el linaje de los cazadores de almas.

‘Daire’ es la heredera para continuar esta tradición que busca el balance al mundo, y tendrá una gran responsabilidad, pero también se verá inmiscuida amorosamente con unos gemelos, quienes son un balance entre el bien y el mal”, explicó Leonardo Zimbrón.

En conferencia de prensa, el productor afirmó que se trata de la primera saga literaria adaptada al cine mexicano, y cuyos derechos fueron adquiridos con la intención de filmar las cuatro entregas que la componen: “La cazadora de almas”, “Eco”, “Místico” y “Horizonte”.

Nuestro objetivo en Traziende Films es hacer películas que trasciendan las fronteras del país; le apostamos a esta historia porque tiene mucho que ver con México. Estamos trabajando en perfilar a una protagonista que haga que el público se enamore de ella desde la primera cinta”, refirió.

Aprovechando el misticismo y las creencias que hay en México en materia espiritual, Leonardo Zimbrón anunció que la primera cinta comenzará a rodarse a principios de 2016, en posibles locaciones de Oaxaca, Chiapas, San Luis Potosí, Zacatecas o incluso Tepoztlán. Además, la posproducción de las películas incluirá ambiciosos efectos visuales.

Por su parte Arnold Rifkin, de Cheyenne Films, declaró que aceptó participar en el proyecto porque el tema de adaptar libros a lo audiovisual representa un mercado “muy saturado” en Hollywood, pero también porque es una historia que debe ser contada desde México y en español, por la temática del chamanismo que maneja.

Éste es un país muy espiritual y creyente de las cuestiones sobrenaturales, particularmente de las almas y espíritus, de ahí que luego de un año de negociaciones decidimos que se rodara en español y aquí en México, pues tenía mucho más sentido”, compartió.

Destacó que un valor importante de esta serie de películas es que se aleja de los estereotipos impuestos por la llamada “Meca del Cine”, como los hombres lobos y los vampiros. “El mundo de los cazadores de almas jamás ha sido retratado”, finalizó.

Relacionados