Rostros y lugares: El paso del tiempo, la amistad y la durabilidad del arte

Las caras engrandecidas de mineros, choferes, vendedores de queso y otros artesanos de la clase trabajadora francesa en murales de colores, ponen a reflexionar a sus vecinos sobre la relación con el ambiente que los rodea, entre otros temas diversos.

Esto ocurre frente a la cámara de la icónica cineasta Agnès Varda, codirectora del documental Rostros y lugares (Visages villages, 2017) junto con el artista callejero JR, experto en las instalaciones de retratos gigantes en los muros y edificios de las ciudades.

Juntos persiguieron amistosamente la construcción de un vínculo artístico entre los espacios de pueblos franceses como Pas-de-Calais, Vaucluse o Seine-Maritime y sus habitantes, a través de un recorrido pictórico y cinematográfico en este filme que, tras su paso por la 64 Muestra Internacional de Cine de la Cineteca Nacional, se estrenará en cines de México el próximo 20 de abril.

Así, en Rostros y lugares la veterana cineasta Agnès Varda, una de las últimas representantes vivas de la Nueva Ola Francesa y el artista urbano JR, conocido por sus monumentales intervenciones gráficas en edificios y calles del mundo, unen sus vidas y personalidades parar mostrar su improvisado paseo por algunos caminos y lugares de Francia, como el puerto de Le Havre y una planta química en los Alpes.

En cada sitio, capturan momentos y personajes que quedan plasmados en inmensas imágenes que funcionan como testimonio de la vida moderna.

El resultado es un entrañable trabajo sobre la naturaleza de la memoria y el paso del tiempo, la durabilidad del arte, la amistad entre generaciones y el placer de viajar a la aventura.

Por: Omar Villalpando

Post relacionados