Rodrigo Flores vuelve al cine y musicaliza “La niña de la mina”

Iván Ernesto Martínez.-

Con Regina Blandón y José Ángel Bichir como protagonistas, este 1 de julio se estrenó en México el filme “La niña de la mina”, una producción mexicana de terror dirigida por Jorge “Tocayo” Ramírez, quien contó con la colaboración del compositor mexicano Rodrigo Flores López, el encargado de musicalizar esta historia.

Luego del éxito que tuvo el compositor mexicano en su debut con la película “Guten Tag, Ramón”, el ganador de la Diosa de Plata 2015 llevó en esta ocasión un largo proceso de creación para darle vida a la música que acompañará a cada momento cubre de la cinta, esto con la colaboración de la Orquesta Sinfónica de Bulgaria y los Estudios Air de Londres, Inglaterra.

Sin embargo, a diferencia de otras filmaciones, el compositor deja de lado la música como complemento de la historia, y se aventura a darle una mayor relevancia, ya que, según él, “Si en las películas la música puede ayudar a contar la historia, en este caso en particular, es un personaje más.

En esta ocasión, la música sirve para puntualizar momentos específicos de los personajes principales, para ir descubriendo qué pasa en la mina. La niña y el misterio detrás de su historia se convierten en un elemento importante musicalmente”, comentó Rodrigo Flores al respecto del tema.

Además de su reciente colaboración en el séptimo arte, Rodrigo Flores López cuenta con una amplia experiencia en televisión y teatro, donde ha musicalizado más de 20 obras de teatro, reconocidas a nivel nacional.

Rodrigo flores 2

Miedo bajo tierra

Además de rescatar las leyendas mexicanas, “La niña de la mina” apuesta por transmitir al espectador el miedo no sólo de los fantasmas, sino del temor que se siente al estar en una mina. “Eso se logra gracias al trabajo del equipo de sonido y edición. Al final se logró juntar a las personas correctas”, comentó Regina Blandón.

Durante el rodaje de este largometraje se vivieron algunas situaciones complicadas, como filmar las escenas hasta las cuatro de la mañana en medio de la lluvia, o estar 250 metros bajo tierra durante dos semanas.

Pero esas dos veces en Guanajuato lo valen porque se ve el trabajo de cada departamento. Lograr buena iluminación y tomas dentro de una mina es complicado”, agregó la actriz.

Entre líneas, esta producción de corte independiente,  también aborda temas como el empoderamiento de la mujer, la ruptura de estereotipos y por supuesto, las creencias y tradiciones culturales.

Al reparto se sumaron actores como Gerardo Taracena y Eugenio Bartilotti; y entre las locaciones de Guanajuato donde se filmó la cinta destacan Minas El Nopal, Peñafiel y San Vicente, así como algunas partes del Centro Histórico de esa ciudad.

Post relacionados

Ray Zubiri