Rockorfeón: El emblemático sonido de Van Halen

0 Flares 0 Flares ×

Chucho Tepepa.-

En medio de una total efervescencia con la llamada disco-music, dos chavos holandeses más otro norteamericano se unieron con la onda de tener un grupo... sonaban bastante escandaloso pero... les hacía falta como respirar tener un cantante.

Hasta ellos llegó un extravagante rubio greña larga para unirse a Mamooth, nombre que por cierto no les latía mucho así como para perder la vida, por lo mismo decidieron volver a bautizarse.

El oxigenado quiso ponerle Roth porque si algo ha caracterizado a David Lee son modestia junto con timidez; por supuesto tal propuesta fue rechazada para por decisión unánime llamarse Van Halen.

Ya con Eddie, Alex, Anthony y David, se lanzan a tratar de conquistar los corazones

heavymetaleros, algo no muy sencillo aunque ¡le ponían un entusiasmo que parecían dos!

Por fin en mil novecientos setenta y ocho ven su primer disco con una muy metálica versión de “¿Dónde fueron los buenos tiempos?”, original de los geniales Kinks.

A partir de ese instante Van Halen conmocionó al mundo del metal, la innovadora manera de tocar la lira de Eddie atrajo miradas de todo el mundo; creó su célebre técnica a dos manos con infinidad de modelos en la dama de seis cuerdas.

La exuberancia de David Lee Roth se hizo presente en cualquier escenario, el torso al aire más su imponente greñero rubio fueron la viva imagen del dios nórdico del martillo y trueno, Thor se declaraba metalero.

La trayectoria de Van Halen les llevó hast la más alto del Olimpo Rockero, hasta que llegó mil novecientos ochenta y cinco para que don David dijera adiós al convertirse en solista; eso no desanimó a la banda pues llegó Sammy Hagar, quien además de cantar y componer, ejecuta guitarra de manera muy decente.

Con los años también Sammy se fue, en su lugar apareció Gary Cherone proveniente de Extreme, con él el éxito ya no fue tanto pese a tratarse de un gran vocalista; el tiempo hizo olvidar aquellas rencillas para la reincorporación del rubio.

Hoy Van Halen continúa demoliendo mentes fresas pues a tres décadas y media de distancia siguen gritando ¡Jump!