“Raw”: Cómo volverse caníbal y disfrutar la sangre humana

0 Flares 0 Flares ×

Omar Villalpando.-

A pesar de su controversial temática, la película “Voraz” (Raw, 2016) ha sido acogida por la crítica internacional con varios premios de distintos festivales, como el Festival de Cine de Londres y el Festival Internacional de Cine de Palm Springs.

Esta arriesgada ópera prima de la cineasta francesa Julia Ducournau ha generado conmoción en la audiencia al provocar el desmayo de varios asistentes, tanto en el Festival de Cine de Cannes como el de Toronto, pues lo que resulta insólito de esta propuesta es la explícita representación de uno de los mayores tabúes de la sociedad: el canibalismo.

La historia del filme, el cual podrá verse hasta este 12 de abril, como parte de la 62 Muestra Internacional de la Cineteca Nacional, gira en torno a “Justine” (Garance Marillier), una chica de 16 años proveniente de una familia en la cual todos sus integrantes son vegetarianos. Al ingresar a la facultad de veterinaria, se ve obligada a comer carne cruda.

Voraz 2

Este acto tendrá consecuencias fatales, ya que comenzará a develar su verdadera y aterradora naturaleza, en un acto casi desmedido por alimentarse de sangre y carne humanas.

Con reminiscencias de las delirantes cintas de Dario Argento y referencias a películas como “Carrie” (1976), de Brian De Palma, y “Feroz” (2000), de John Fawcett, el primer largometraje de Julia Ducournau es una película que conjunta el universo adolescente y sus problemas cotidianos con una atmósfera sangrienta, respetando el fresco rigor del cine de autor europeo.

Además de haber recibido el prestigioso premio FIPRESCI en la Semana de la Crítica de Cannes, “Voraz” se erige como un flamante estandarte para el cine de horror, ya que derriba los muros de un género identificado a menudo con cineastas masculinos.

Ducournau logra tocar fibras sensibles en la juventud como la sexualidad, la imagen corporal y la búsqueda de la identidad.