“Polos”, un sensual thriller psicológico

0 Flares 0 Flares ×

Fabián de la Cruz Polanco.-

Una de las películas en las que la diversidad sexual juega un papel principal, combinándola además con una historia de suspenso y pasión, es el thriller psicológico “Polos”, dirigido por Alan Coton y protagonizada por Grecia Rodríguez, Aline Marrero, Iván Arana y Antonio Algarra. La cinta ha sido considerada por la crítica como una de las mejores películas mexicanas del género de autor producidas de manera independiente.

“Polos” cuenta la historia de “Irina”, quien tuvo una infancia complicada al ver morir a su propia madre, y luego conoce a “Leonel que”, de igual manera, sufrió al tener un padre controlador y violento, situaciones que les hace identificarse para terminar enamorados y vivir juntos.

Pero de improviso, “Leonel” comienza a encontrarse en un mundo que le era desconocido, pero con el que se adapta con naturalidad, de modo que comienza a engañar a “Irina” con otras personas y la trama se enreda aún más después de que un detective privado descubre que las amantes de él comienzan a morir, lo cual hace entrar a “Irina” entra en pánico.

Tuvimos la oportunidad de platicar con Alan Coton sobre esta atrevida propuesta, misma que contó con un presupuesto total de cinco millones de pesos.

¿Consideras que en realidad existe un cine gay en nuestro país?

Absolutamente. Tenemos una gran cantidad de realizadores que se atreven a enfrentar el reto de crear historias atrayentes y vigorosas, donde no cabe la hipocresía. Creo que México es una luz en ese sentido, la pluralidad de narraciones, libertad de tratamientos y el respeto a la diversidad se han afincado en nuestra cinematografía”.

¿Qué propondrías para darle mayor realce a este género, por llamarlo así?

A éste o a cualquier género, hay que exhibirlo. Si se concentra en unas cuantas salas, se alcanza a poco público. Es una pena que tantos grandes trabajos y directores se queden en la marginalidad por la falta de espacios”.

¿Cómo nace la idea de realizar “Polos”?

Fue una iniciativa que surgió entre el productor Jacobo Alfie y yo, para hacer una película de género. Pensamos que en México se ha abandonado la posibilidad de hacer todo tipo de cine y que hoy día, casi todo son comedias clasemedieras y un cine contemplativo muy dirigido a los festivales, dejando de lado al western, la ciencia ficción, el terror o el thriller, entre otros.

Así que decidimos arriesgarnos a hacer ‘Polos’ como una válvula de escape y como un homenaje al  cine giallo, que es un subgénero cinematográfico de origen italiano, derivado del thriller y del cine de terror, que tuvo especial vigencia durante los años 70 y donde el erotismo era medular”.

¿A qué retos te enfrentaste para realizarlo?

Muchos fueron los problemas para hacer la película. El primero, como siempre, el presupuesto; el convencer a la gente de nuestro proyecto y la distribución en un país que no tiene leyes que protejan su cinematografía, como sí las tienen Canadá, Francia o España”.

¿En qué proyecto estás trabajando hoy día?

Ahora mismo tengo varios. Dos películas de época y una tragedia campirana”.

Post relacionados