“Plaza de la Soledad”: Las entrañables vidas de cuatro trabajadoras sexuales

0 Flares 0 Flares ×

Diana Ruiz.-

Carmen, Lety, Esther y Ángeles sobrepasan los 50 años. Todas tienen una particularidad: ofrecen servicios sexuales en una zona del Centro Histórico de la Ciudad de México y además, son protagonistas del documental “Plaza de la Soledad”, en el que cuentan sus penas, anhelos, tristezas y anécdotas como trabajadoras en ese rubro.

El filme, recién estrenado en cartelera mexicana tras su exitoso paso por festivales internacionales, es dirigido por la mexicana Maya Goded, como resultado de un trabajo fotográfico que realiza desde hace 20 años, retratando a las mujeres mayores que se prostituyen en la Plaza de la Soledad, de ahí el nombre de la cinta.

Para lograr este largometraje, la fotógrafa convivió con ellas durante cinco años para conocer dónde viven, cómo piensan, qué esperan de la vida, de qué forma se relacionan con sus hijos; las malas y buenas experiencias con hombres que contratan sus servicios e incluso, qué piensan sus respectivas parejas del oficio que desempeñan.

Plaza soledad 2

La prostitución se puede observar desde diferentes aristas. Hay quienes durante el día laboran en oficinas y maquilas, pero por la noche tienen que vender su cuerpo porque el dinero no les alcanza.

En el caso de este documental ellas no se consideran trabajadoras sexuales. El término es bastante amplio y en mi caso decidí retratar a las mujeres de las que no se habla, las que son invisibles y yo las hice visibles para que las reconozcamos y no las juzguemos”, expuso la realizadora.

Goded precisó que durante la realización del documental Carmen, Lety, Esther y Ángeles la cuidaron, pues conocen las calles del Centro Histórico y sabían en qué zonas filmar. “Pidieron que me respetaran y fue una complicidad, de lo contrario, hubiera sido imposible porque yo quería meterme un poco en el barrio”.

“Plaza de la Soledad” se estrenó en México este fin de semana, con el propósito de que los espectadores, agregó Maya Goded, puedan recibir un mensaje de respeto e igualdad hacia las trabajadoras sexuales.