Placeres Culpables: La mirada gay de Pedro Almodóvar

0 Flares 0 Flares ×

Fabián de la Cruz Polanco.-

Pedro Almodóvar es uno de los realizadores internacionales que ha ubicado a la diversidad sexual como tema obligado en sus filmes; por tal motivo, para muchos es uno de los activistas con mayor atención en el mundo, ya que desde sus inicios como director dejó en claro que su bandera era la multicolor, llegando a romper estigmas en países en los que la censura es el pan nuestro.

En sus películas, la temática gay  y la estética contracultural, son clave en cada una de ellas, además de la pasión y fantasmas del pasado.

Como prueba fehaciente, cabe recordar su más reciente película, “Los amantes pasajeros” (España, 2013) calificada por él como “la más gay de su filmografía”, en la que los protagonistas eran nada más, ni nada menos que tres simpáticos aeromozos, interpretados por Javier Cámara, Raúl Arévalo y Carlos Areces, encargados de mantener lo más cómodos posibles a los pasajeros de una de las áreas de un vuelo comercial, entre los que se encontraban Cecilia Roth y José María Yazpik, entre otros.

Haciendo un poco de historia, al mismo tiempo en que estudió el bachillerato en Cáceres, Almodóvar empezó a aficionarse al cine, por lo que a los dieciocho años se mudó a Madrid para estudiarlo. Sin embargo, a su llegada la escuela cerró sus puertas, obligándolo a conseguir trabajo y a matricularse en un grupo de teatro, en el que conocería a Carmen Maura, considerada por muchos como La Chica Almodóvar número uno.

Dos años después de haber realizado “Pepi, Lucy, Boom, y otras chicas del montón” (España, 1980), su ópera prima que tuvo un costo de 500 mil pesetas, Pedro Almodóvar abordó por vez primera el tema gay en “Laberinto de pasiones” (España, 1982), presentando la historia de una mujer y un hombre gay quienes sueñan con superar su orientación sexual y vivir felices en una isla tropical. Sin embargo, el éxito internacional llegó con “¿Qué he hecho yo para merecer esto?” (España, 1984).

Debido a que después del estreno de “Matador” (España, 1986), una historia de violencia y homo erotismo, la censura hizo de las suyas, Pedro Almodóvar y su hermano Agustín fundaron su empresa productora El Deseo, iniciando su historia también con una cinta gay, “La ley del deseo” (España, 1987), para muchos un sorprendente tratamiento sobre la homosexualidad, llevando como protagonista al en ese entonces joven Antonio Banderas, quien se convirtió junto con Maura en uno de sus actores fetiches, convirtiéndose en objeto del deseo para muchos alrededor del mundo.

Con el paso del tiempo el cine de Pedro Almodóvar ha centrado su mirada en el sentir de la mujer, pasando a nivel secundario el ambiente gay, sin hacerlo a un lado, presentando a varios personajes que, sin quererlo, han robado la atención de las protagonistas; prueba de ello es “La Agrado” de “Todo sobre mi madre” (España, 1999), ganadora del Oscar a la Mejor película extranjera; además de la interpretación de Miguel Bosé como el Juez Domínguez y la Femme Letal en “Tacones lejanos” (España, 1991).

Otra cinta en la que se puso como base el entorno homosexual fue “La mala educación” (España, 2004), en la que Gael García Bernal dio vida al trevesti Zahara, quien chantajea al padre Manolo, encarnado por Daniel Giménez Cacho, quien abusaba sexualmente de Ángel, su nombre real, en su infancia.

Otros títulos base en la filmografía de Pedro Almodóvar, la gran mayoría con personajes gay son: “La ley del deseo” (España, 1987); “Mujeres al borde de un ataque de nervios” (España, 1988); “Átame” (España, 1989); “Hable con ella” (España, 2002), ganador del primer Oscar como Mejor guión original que se concedió a una película extranjera; y “Volver” (España, 2006), ganadora del premio al Mejor guión en Cannes, entre otros.

abril 16, 2016

Etiquetas: ,

Post relacionados