Placeres Culpables: A 11 años del reencuentro de “Los Caifanes”

0 Flares 0 Flares ×

Fabián de la Cruz Polanco.-

Mauricio Peña era, sin duda alguna, uno de los mejores creativos que existían en el medio del espectáculo, además de ser un experto en el periodismo de espectáculos y una verdadera biblioteca viviente en todo lo relacionado con la historia del cine nacional e internacional.

Prueba de ello fueron los varios eventos en los que su creatividad fue uno de los ingredientes principales para obtener el éxito.

Entregas de los premios entregados por el diario El Heraldo de México, haciendo equipo creativo con los mismos Luis DeLlano Macedo y Marco Flavio Cruz; las hoy día tan comentadas entregas de Diosas de Plata de PECIME (Periodistas Cinematográficos de México), las cuales a raíz de la muerte de Peña nunca volverán a tener el estilo y glamur que sólo él sabía darle, le pese a quien le pese en su ya enmohecido Consejo Directivo.

Además de campañas publicitarias y proyectos teatrales, son sólo algunos de los sitios en los que su ausencia ha dejado un vacío irremplazable.

A once años del inicio de este proyecto editorial, cabe mencionar que fue el mismo Mauricio Peña quien sugirió que, como una manera de dar a conocer de manera masiva nuestro proyecto Filmeweb, fundado en enero de 2006, lo mejor que se podría hacer sería rendir tributo a una de las películas más entrañables en el cine mexicano contemporáneo y que, en ese entonces, celebraría 40 años de su estreno: “Los Caifanes” (Juan Ibáñez; México, 1967).

Al confirmar la realización de este magno evento, se acordó que para hacerlo más espectacular, lo mejor que se podría hacer sería coordinar un reencuentro del elenco y equipo de producción, lo cual sería una gran tarea, difícil pero no imposible, tomando en cuenta el empeño que Mauricio y quien esto firma poníamos en los proyectos en los que trabajamos juntos.

Filmeweb fue el primero en su estilo en rendir tributo a la historia escrita por Carlos Fuentes y el realizador Juan Ibáñez, que reunió en su equipo a personalidades tan iguales y distintas a la vez, iniciando por sus protagonistas: Julissa, Enrique Álvarez Félix, Ernesto Gómez Cruz, Óscar Chávez, Sergio Jiménez y Eduardo López Rojas; además de los intérpretes de personajes secundarios, interpretados por Carlos Monsiváis, Martha Zavaleta, Norma Lazareno, Socorro Avelar y Arturo Ripstein.

Fue el 4 de septiembre de 2006 cuando se hizo la presentación formal de Filmeweb a medios de comunicación y la fecha en la que se reencontraron parte del elenco y equipo de producción de la película, entre los que se encontraron Julissa, Ernesto Gómez Cruz y Óscar Chávez, ya que en ese momento, Sergio Jiménez se vio impedido de acudir ya que dirigía escena en la telenovela de Televisa “La fea más bella”, protagonizada por Angélica Vale.

Caifanes 2

El evento sirvió también para rendir tributo a la memoria de los fallecidos Enrique Álvarez Félix y Eduardo López Rojas, también protagonistas de la cinta.

El escenario elegido fue la Sala 4 de la Cineteca Nacional, espacio que fue facilitado en su totalidad, gracias al apoyo de su entonces directora, Magdalena Acosta.

La coordinación de invitados VIP y logística fueron una cortesía de Issa Cardoze, entrañable amiga de Mauricio Peña y Fabián Polanco, siempre cómplice en sus proyectos profesionales.

Carlos Monsiváis también fue uno de los ausentes, pues días antes había recibido el Premio “Juan Rulfo”, además de Mauricio Walerstein, uno de los productores de la película.

Quienes sí acudieron fueron Martha Zavaleta y el también productor Fernando Pérez Gavilán, quien recordó en ese entonces lo que fue la batalla para llevar a cabo la filmación de “Los Caifanes”, la cual aseguró se convirtió en un parte aguas en la historia del cine mexicano.

Durante la clase magistral que se dictó esa noche, cada uno de los invitados recordó sus mejores momentos en la filmación y exhibición de “Los Caifanes”, permitiendo a los presentes enterarse de hechos desconocidos y de gran recuerdo.

Estábamos ensayando un ‘Don Juan Tenorio’ con Martha Zabaleta, Juan Ibáñez y Enrique Rocha. Un día Juan Ibáñez llegó y nos dijo que ya no se haría esa presentación, pero que traía el libreto de la película en las manos, asegurando que la haríamos. Desde ese momento los ensayos fueron para ‘Los Caifanes’”, rememoró Julissa.

Por su parte, Ernesto Gómez Cruz recordó que “la cinta se realizó en unas circunstancias diferentes a las que vive ahora el cine mexicano. Actualmente es más difícil estar en la pantalla con las exhibidoras que ahora rigen el medio, sobre todo a raíz de los complejos y ante la falta de más proyectos”, aseguró.

Mauricio Walerstein, hijo de don Gregorio, -quien fuera el llamado ‘Zar del Cine Mexicano’- y yo conseguimos el financiamiento de una empresa bancaria y de inmediato empezaron a preparar el rodaje. No fue fácil, hubo obstáculos que superar, pues la filmación se hacía de noche”, comentó Fernando Pérez Gavilán.

Otro de sus recuerdos fue cuando los sindicatos, el de trabajadores del cine y el de los actores, impidieron los trabajos de filmación durante cuatro días, hasta que los realizadores acudieron a las autoridades gubernamentales, las cuales dieron luz verde para continuar la filmación, que tuvo como locaciones las calles de la Ciudad de México.

A este reencuentro de “Los Caifanes” acudieron otros invitados especiales, entre ellos Benny y Alejandro Ibarra DeLlano, hijos de Julissa; la actriz África Zavala, así como el periodista y en ese entonces titular del espacio de Once Noticias de Once TV, Mario González; además del cineasta Tufic Makhlouf Akl, el guionista e investigador Enrique Rodríguez Mirabal; y el periodista, crítico e investigador Luis Terán, entre otros.

“Los Caifanes” ganó el concurso de guión en el concurso de cine experimental de 1965, organizado por la sección de Técnicos y Manuales del Sindicato de Trabajadores de la Producción Cinematográfica (STPC) y se paseó por muchas oficinas de empresas productoras que se negaron a filmarlo, aun cuando tenía el aval del autor de la historia, Carlos Fuentes, y el del joven director Juan Ibáñez, quien ya había despertado el interés entre la crítica por su película “Un alma pura” (México, 1965), que también escribió con Fuentes.

“Un alma pura” es uno de los cinco cuentos que integran el largometraje “Amor, amor, amor” (México, 1965), y que es completado por Benito Alazraki (“La viuda”), Miguel Barbachano-Ponce (“Lola de mi vida”), Héctor Mendoza (“La Sunamita”), Juan José Gurrola (“Tajimara”) y José Luis Ibáñez (“Las dos Elenas”).

Fotografías: Wilberto Sosa Corona

Post relacionados