“Pelo malo”: La complejidad de ser diferente

noviembre 6, 2014

Por: Redacción

Pelo malo

Fernando Díaz.-

Calor, desnudez, sexo, violencia, familia, desamparo, pobreza y el hecho de ser “diferente”, son algunos adjetivos que definen a “Pelo malo”, la más reciente cinta de la realizadora venezolana Mariana Rondón, y que tras haber ganado la Concha de Oro en el Festival de Cine de San Sebastián, se ha estrenado en México.

El largometraje, una mirada también a la realidad política y social de Venezuela, muestra la historia de “Junior” (Samuel Lange), un niño que además de afecto materno desea una cosa: tener el cabello lacio y no afro -característica hereditaria de su padre fallecido-, por lo que recurre a diversos métodos para alisarlo.

Su madre “Marta” (Samantha Castillo), al borde de la crisis emocional generada por la falta de empleo, la ausencia del esposo, el poco dinero para solventar las necesidades diarias y un bebé al que debe criar, no ve con buenos ojos el hecho de que “Junior” sea afeminado, cante, se mueva “raro” cuando baila y no le agrade tener el cabello crespo.

Uno de los puntos de partida de la película fue trabajar a partir de la violencia que impera en la caótica Caracas, y que se ha vuelto cotidiana para sus habitantes; esto me llevó a construir la historia, con una violencia social, urbana y política que se ha colado en los hogares, en las familias, amigos, amantes…”, expone Mariana Rondón.

Durante su visita a la Ciudad de México para presentar el filme, la también guionista y artista plástica comentó que “Pelo malo” no es una historia exclusivamente desarrollada en el contexto venezolano, pues representa una historia universal que, con todo y sus personajes, cabe en cualquier realidad latinoamericana.

Realidad y aspiraciones

“Junior” hace frente a la indiferencia de “Marta”, pero es mimado por la abuela paterna “Carmen” (Nelly Ramos) -siempre que puede le alacia el cabello-. Además tiene como amiga y compañera de clases a su vecina, una niña casi obsesionada con los certámenes de belleza, toda una tradición en la historia del país sudamericano.

La movilidad social en Venezuela gira en torno a dos cosas, a un par de aspiraciones para los jóvenes y los niños: ser militar o reina de belleza, y este es un corte a manera de esperanza, del poder a partir de la vanidad o de las armas y que también quisimos reflejar”, precisa la también directora de los filmes “A la media noche” y “Postales de Leningrado”.

Cabe destacar que durante las filmaciones en locaciones de Caracas, en un edificio multifamiliar con departamentos precarios, tuvieron lugar diversos hechos que fueron usados para contextualizar la historia, como la noticia del cáncer que padeció el fallecido ex presidente Hugo Chávez y la forma en que algunos ciudadanos se solidarizaron con él.

Sobre la elección de Samuel Lange para interpretar a “Junior”, Mariana Rondón comenta: “Fue el primer niño que hizo el casting pero no obtuvo el papel, sentí que no estaba preparado. Volvió cuatro veces más para hacerlo pero fue muy inteligente, pues tomó lo mejor de otros niños y construyó el personaje”.

Asimismo aseguró que no se trata de una película autobiográfica, pero sí con una temática donde el universo infantil le es familiar. “En todos nuestros proyectos hemos trabajado con niños, y aunque no soy madre me siento como una niña”.

De acuerdo con Marité Ugás, productora de la cinta, ya trabajan en lo que será una nueva película, que se rodará a finales del próximo año y de la cual prefirieron no abundar en detalles.

“Pelo malo”, proyectada por primera vez en el Festival Internacional de Cine de Toronto, se ha estrenado en México con ocho copias. Se exhibirá en Cineteca Nacional, el Cine Tonalá y salas de Cinépolis.

Imagen: Cortesía Sudaca Films.

[su_youtube url=”http://www.youtube.com/watch?v=ptEkJZvknSA” width=”500″ height=”300″]

Relacionados