Panchito Pistolas, un personaje inspirado en costumbres mexicanas

0 Flares 0 Flares ×

El personaje animado ‘Panchito Pistolas, de la película Los tres caballeros, fue el primero que creó el cineasta estadunidense Walt Disney pensado en las costumbres mexicanas.

Así lo informó el escritor Francisco Haghenbeck, quien dijo que una de las intenciones que tuvo el famoso animador para visitar por primera vez México, fue para hacer un largometraje inmerso en un ambiente mexicano.

Esto lo cumplió con el citado filme en el que aparece ‘Panchito Pistolas’, ‘Donald’ y ‘José Carioca´, tres aves distintas (gallo, pato y cotorro), quienes desean dar el mensaje que “todos podemos ser de la misma especie”, dijo.

Esta producción cinematográfica resultó ser la séptima cinta de los estudios Walt Disney, compuesta por segmentos que narran cómo en el cumpleaños del pato ‘Donald’, recibe tres regalos de sus amigos latinoamericanos.

El primer presente es un proyector de cine que exhibe varios segmentos animados, comenzando con la historia de un pingüino en el Polo Sur, que decide emigrar a tierras más cálidas.

La película también introduce a un alocado pájaro ‘Aracuan’, del Amazonas, para luego narrar la fábula del gauchito y su burro volador, quienes tratan de ganar una competencia.

En el segundo regalo se puede ver un libro que manda su amigo de Brasil ‘José Carioca’, de cuyas páginas emerge la canción que da nombre al corto ‘Baía’, invitando a ‘José’ y ‘Donald’ a adentrarse a una ciudad con casas azul cobalto, en donde la cantante Aurora Miranda canta ‘Os quindis’.

Finalmente, ambos personajes abren un tercer regalo de México, con el que se incorpora ‘Panchito’, aquí suena la canción principal de la cinta, que es una adaptación de ¡Ay Jalisco, no te rajes!, de Manuel Esperón.

A lo largo de un viaje por México la tercia escucha las piezas ‘Lilongo’, de Felipe ‘El Charro’ Gil, grabada por el Trío Calaveras; el baile oaxaqueño del Istmo de Tehuantepec, ‘La Sandunga’ y una versión del clásico de Agustín Lara ‘Solamente una vez’, traducida y arreglada por Ray Gilbert, titulada ‘You belong to my heart’, la cual después interpretaría Bing Crosby.

Así lo indicó Haghenbeck, quien es el curador de esta muestra que forma parte de exposición México y Walt Disney: Un encuentro mágico, la cual sigue abierta en la galería de la Cineteca Nacional.

Durante un recorrido, se pudo comprobar que en este espacio interactivo están las figuras de cerámica, posters, muñecos de la cinta y fotografías de Walt Disney con estas piezas y con los animadores quienes trabajaron en esta producción.

En 1945 se estrena ‘Los tres caballeros’, se hace una gran gala en donde no nada más era la exhibición de la película, sino estuvo ‘Tin Tan’, Carmen Molina, se presentaba la película pero también había todo un show musical atrás”, mencionó.

Agregó que estos eventos duraban más de dos horas y la película duró en cartelera tres meses en el Teatro Alamedafue un exitazo, en su momento fue una de las cintas más exitosas durante mucho tiempo para México”.

Subrayó que la principal aportación de Disney en esto fue crear el nombrado personaje mexicano, que originalmente se iba a llamar ‘Pancho El Charro’, que fue cambiando hasta convertirse el que existe hoy en día.

La idea le nació cuando estaba en la charreada en un rancho, entonces se le ocurrió hacer un papel con el traje de charro, alegre, siempre gritón, tratando de recuperar ese ambiente festivo que caracteriza a los mexicanos.

 

Este personaje, aclaró, fue muy popular en los cómics que se hacían en Italia, por lo que en estas historias cuenta con muchas aventuras, hasta tiene a su caballo que se llama ‘Don Juan’ y a su enamorada, que es una gallina.

Lo más interesante, narró el novelista, es que ‘Panchito’ también fue a la guerra, pues fue la mascota del Escuadrón 201, que estuvo en Filipinas, no nada más en el avión, sino en las bases, en una piedra lo pintaron para marcar que ese era el territorio mexicano.

En 1963 cuando Disneylandia funcionaba, se hizo un evento que se llamaba ‘Salute to Mexico’, donde todo la calle principal se volvió un mercado, pusieron mariachis, vendían artesanías. Lo que querían era llevar un pedazo de México a este parque de diversiones”, concluyó.

Por: Armando Pereda (Notimex)

Post relacionados