Otto Sirgo se estrenará en Teatro en Corto

0 Flares 0 Flares ×

Jaime Rosales Domínguez.-

El primer actor Otto Sirgo iniciará el próximo año con una nueva experiencia teatral en su prolífica carrera que ya suma 48 años. Y es que por primera vez hará teatro en corto, un concepto que consiste en representar una obra en 15 minutos, en un espacio de 15 metros y ante solo 15 espectadores.

Se trata de la obra “Tú me estresas o cállate que me desesperas”, que a decir del intérprete resulta muy interesante y con la que el público se va a divertir mucho. Su acompañante en escena será una actriz, y aunque adelantó que hay seis posibilidades, no será sino hasta dentro de unas dos semanas cuando se confirme el nombre de la elegida.

Sirgo, de origen cubano, señaló que es la primera vez que participará en Teatro en Corto y lo hace porque significará un “toquecito de vida y energía” que vale la pena hacer.

Lo voy a intentar precisamente porque nunca lo había hecho y porque es una forma de volver a tus raíces, de cuando empezabas y trabajabas en espacios muy pequeños, sin prácticamente nada de producción, y creo que va ser un ejercicio muy interesante”, expuso.

Por otra parte, contó que la mayor parte de los últimos siete meses desde que terminó su más reciente telenovela, los ha pasado en San Miguel de Allende, Guanajuato, “sin hacer nada”, sólo viendo películas, leyendo y cocinando, pues “son épocas que necesitas para desahogarte”.

También aseguró que se ha propuesto terminar de escribir un libro que no será una autobiografía, pero que narrará circunstancias que viven los actores. Tentativamente se titulará “Anecdotario de un ambiente cruel”, frase que alude a que “ninguno de los que nos iniciamos en esta carrera la hemos tenido fácil o hemos estado siempre entre nubes de algodón”.

Recordó que se presentan episodios como cuando ya se tiene arreglada una obra y hasta se empieza a ensayar, pero se les dice a los actores: “Todavía estás muy verde y no tienes nombre, así que el papel lo hará fulano de tal”. Para Otto Sirgo se trata de los “momentos feos de la carrera, pero también hay otros muy gratos”, concluyó.

Fotografía: Jaime Rosales Domínguez