Ocho horas en pantalla grande sobre la mitología y revolución filipinas

0 Flares 0 Flares ×

La revolución filipina de 1896 en contra del gobierno español, es mostrada por el cineasta Lav Diaz en su más reciente película Canción de cuna para el misterio trágico, que con una duración de ocho horas podrá verse en la edición 37 del Foro Internacional de la Cineteca Nacional, que comenzó hace unos días en la Ciudad de México.

Este largometraje se centra en dos vertientes: por un lado el vínculo que une al rico y traidor “Simeon” con el poeta y activista “Isagani”, personajes de ficción creados por el escritor José Rizal; y por el otro, la búsqueda exhaustiva de “Gregoria de Jesús” para hallar el rastro del padre de la lucha, “Andrés Bonifacio”.

Así, la historia reflexiona sobre temas como la distinción de clases, la religión y la lucha revolucionaria desde una visión crítica, sin renunciar a la mitología filipina que Lav Diaz plasma en la figura del “Tikbalang”.

Cabe destacar que en un mismo año, el realizador asiático obtuvo dos logros significativos que continuaron con la consolidación de su carrera cinematográfica en los festivales de mayor renombre en el mundo.

El núcleo de la intención de Lav Diaz con su filme más personal hasta la fecha, está inequívocamente atado a la idea de emancipar el espíritu de su tierra natal a través del arte.

“Para ponerse aún más poético al respecto, uno podría llevarlo más lejos y decir que se trata de liberar ese concepto abstracto, inefable, que llamamos ‘alma’ de la condición humana”, ha escrito en la revista IndieWire el crítico Nikola Grozdanovic.

Cabe destacar que Canción de cuna para el misterio trágico recibió el Premio Alfred Bauer, que se otorgó durante el Festival Internacional de Cine de Berlín a.

La más reciente cinta de Lav Diaz podrá verse cuatro días, a partir del próximo 22 de julio, en la edición 37 del Foro Internacional de la Cineteca Nacional.

Por Omar Villalpando