Noches de Estreno: En México al decir Vaselina, sin duda la palabra es Julissa

0 Flares 0 Flares ×

En días recientes nos enteramos de una noticia más que impactante dentro del mundo del Teatro Musical en nuestro país cuyo resultado, de concretarse, podría significar el final de una tradición de más de 44 años en la industria teatral, la cual inició gracias a la inquietud de la en ese entonces joven actriz, productora y directora Julissa, quien por recomendación de su madre, la primera actriz Rita Macedo, tuvo contacto con un montaje teatral en Broadway que estaba causando sensación: Grease (Vaselina), original de Jim Jacobs y Warren Casey, con canciones adicionales de John Farrar.

Julissa lo conoció y quedó impactada de la forma en la que se recreaba la época dorada del rock’n roll, de la cual ella formó parte en su inicios en el espectáculo, siendo casi una niña, por lo que no dudó en adquirir los derechos y trasladar la historia de ‘Danny Zuko’ y ‘Sandy’, desarrollada en una preparatoria norteamericana, a la idiosincrasia mexicana, estrenándola por vez primera en 1973, en el escenario del Teatro ‘Manolo Fábregas’, justo un año después de su estreno oficial en el Off-Broadway neoyorquino.

Anterior a este, cabe mencionar que la obra se estrenó por primera vez en 1971, en el Kingston Mines Theatre de Chicago, en un teatro situado en un antiguo garaje de tranvías.

Pero volviendo al trabajo de Julissa, hay que mencionar que Vaselina se estrenó ante la duda de propios y extraños, entre ellos Manolo Fábregas, quien creía imposible que una comedia musical llevara a los jóvenes al teatro y más al musical que, en ese entonces, estaba conformado por historias solo para adultos, pero para fortuna de todos, esto fue lo contrario y desde que inició temporada, Vaselina fue la palabra, como reza la canción, llevando a la sala tanto a los jóvenes de esa década prodigiosa, como a sus padres, quienes recordaron sus épocas juveniles a ritmo de rock´roll.

Vaselina es una de las primeras obras montadas en nuestro país que se enfocó directamente en el público joven y que reunió en su elenco a las figuras juveniles de esa época: Julissa, Benny Ibarra, Adrián Ramos, Sylvia Pasquel, Macaria, David Estuardo, Manuel Gurría, Rocío Banquells, Alma Muriel, Mireya Ojeda y Héctor Ortiz, entre otros.

Cabe mencionar que esta obra fue la tercera producida por Julissa, pero su primera musical, a la par de contar en ese entonces ya con varias apariciones en la pantalla grande y también en la televisión, siendo su nombre garantía de calidad, respeto y profesionalismo para el público y el escenario, cualidades que ha sabido conservar hasta la fecha en todos los trabajos que ha realizado.

Además de que, también en ese momento, Julia Isabel DeLlano Macedo estaba casada con Benny Ibarra y, semanas antes del estreno de la obra, había dado a luz a su segundo hijo, Alejandro Ibarra, con el tiempo también fiel elemento del paseo de Vaselina en el país, al igual que su hermano mayor Benny Ibarra DeLlano, quien después de actuar en ella, con el tiempo fungió en algunas ocasiones como si director y productor musical.

Tiempo después de su estreno en México, Vaselina regresó a los escenarios en 1979, teniendo como escenario el Teatro ‘Blanquita’, en una versión condesada, que estaba influenciada por la versión cinematográfica de la misma, bajo la adaptación de Julissa y estrenada un año antes bajo la dirección de Randal Kleiser, con las actuaciones de John Travolta y Olivia Newton John, entre otros, convirtiéndola en un impactante y exitoso fenómeno a nivel mundial.

Esta fue la última vez que Julissa interpretó el rol de ‘Sandy Tontales’, para de esta manera reencontrase con el proyecto años más adelante, pero ya como productora y directora, siendo una de las más recordadas la versión que hizo para público infantil, en ese entonces teniendo como escenario el Televiteatro 1 y como protagonista al grupo Timbiriche, además de ser la punta de lanza de luminarias como Eduardo Capetillo, Lola Cortés, Alejandro Ibarra, Luis Enrique Guzmán, Stephanie Salas y Héctor Suárez Gomis, además de Mireya Ojeda, la única persona adulta en la obra y la única también, en la historia de Vaselina en México, en dar vida a la Seño Torres.

A partir de ese momento, Julissa llevó a escena varias veces Vaselina, lo mismo con adolescentes que con adultos y reclutando en sus elencos a estrellas como Angélica Vale, Irán Castillo, Aarón Díaz, Alejandro Sirvent, Ana Brenda Contreras, Sherlyn, Juan Carlos Muñoz, Daniela Luján, Verónica Ibarra y Natasha Dupeyron, entre muchos más.

También, a manera de parodia, en los primeros años del nuevo milenio se llevó a cabo una temporada ‘al reves’, en la que los hombres interpretaban personajes femeninos y viceversa, siendo también un hitazo entre la audiencia.

Sin duda alguna y desde el momento de la llegada de Vaselina a México, Julissa es referente obligado dentro de la obra, logrando entre otras cosas, que la historia y sus temas musicales fueran inconfundibles e inolvidables entre propios y extraños.

Después de la llegada a México de Vaselina, Julissa se convirtió en la productora revolucionaria del musical en México, presentando puestas más que diferentes e innovadoras, con títulos como Jesucristo Superestrella, Pippin, El show de terror de Rocky, José el Soñador y recientemente La casita del placer, Hermanos de sangre y Menopausia musical, por mencionar algunos.

Incluso, hasta hace un tiempo, se sabía que los derechos de Vaselina para su montaje en México eran exclusivos para Julissa, por parte de los autores de la obra, quienes conocieron y aplaudieron su trabajo.

Hay que dejar en claro que el trabajo e influencia artística que Julissa tuvo para lograr la excelencia en el mundo del teatro, además de su madre, obedece también a la labor de su padre, Luis De Llano Palmer, gran cimiento del espectáculo nacional, quien produjo varias obras de cámara, películas y programas de televisión, en la en ese entonces naciente industria de la pantalla chica; además de ser de los iniciadores del teatro musical en nuestro país, muchos años antes de la llegada a la cartelera de los estudiantes de la ‘Preparatoria Nacional’.

Todo este texto obedece a la noticia que se mencionaba párrafos arriba, en la que se menciona que el productor Morris Gilbert adquirió los derechos para llevar a escena Vaselina, para la cual tiene pensadas varias ‘estrategias’ para presentar una propuesta completamente diferente a la cimentada por Julissa, lo cual es en verdad más que riesgoso, tomando en cuenta todo lo arriba mencionado, haciendo a un lado también la supuesta cordialidad y amistad que existe entre los productores de este género en nuestro país.

Incluso, años atrás Vaselina regresó a los escenarios nacionales gracias a la mancuerna que, sin pretensiones, realizó el también productor Gerardo Quiroz con Julissa, logrando un acierto más en la historia de este musical en nuestro país.

Entre ellas se encuentra desaparecer el título en español de la obra y dejarla en el original, Grease; además de encargar una nueva traducción, con la que pretende borrar más de cuarenta años de tradición de esta obra cuyas letras, le pese a quien le pese, son recordadas y cantadas en español gracias a la traducción de Julissa, quien tiene un don especial para hacer este trabajo y conjuntarlo con la música.

No sabemos si en algún momento Gilbert tuvo o tiene la intención de acercarse a Julissa para unir esfuerzos y dar al público lo que desea, al tratarse del plan de ir a ver Vaselina en teatro; pero la verdad lo dudamos, recordando que en su momento, en 2004, cuando llevó a escena otro hit de antaño de Julissa, José el Soñador, se negaba a acercarse a ella para tener los derechos del título en español de la obra, pretendiendo ofrecerla como José y su túnica de sueños multicolor, la traducción integra del original y lo mismo sucedió con el texto logrando un éxito mediano.

También sucedió lo mismo en 2001 con Jesucristo Superetrella, para la cual también encargó una traducción diferente con los mismos resultados. Sería interesante que se hiciera esa mancuerna y lograr, si él lo quisiera, uno de los éxitos sin precedentes de su trayectoria como productor, pero repetimos, lo dudamos.

Por: Fabián de la Cruz Polanco | @fabiancpolanco

Post relacionados