Noches de Estreno: Marco Villafán, un guerrero del Teatro Musical

0 Flares 0 Flares ×

Fabián de la Cruz Polanco.-

Sin duda alguna, el pasado 21 de marzo fue uno de los días más difíciles que nos ha dado el presente año a todos los seguidores del Teatro Musical, al darnos la noticia del sensible fallecimiento de Marco Villafán, traductor, dramaturgo y adaptador cuyo trabajo en este género, sin hacer a un lado su carrera en el teatro de cámara, fue de gran importancia en el país.

Figura representativa de la escena nacional en los últimos años, Marco Villafán inició de manera profesional su paso por el teatro producido en México en 1980 con la traducción de “I love my wife”, a la cual bautizó en castellano como “Yo quiero a mi mujer”, un libreto también con letras de Michael Stewart y música de Cy Coleman, misma que contó con la aprobación del público y la crítica especializada, iniciando así una fructuosa carrera.

Pese a contar en su currículo con trabajos de traducción de títulos importantes, como “Signing in the Rain” (Cantando bajo la lluvia); “Starlight Express” (Expreso Astral) y recientemente Rock of Ages (La Era del Rock), el trabajo de Marco Villafán dentro del teatro musical se consagró por la traducción de dos piezas cumbre del género: “Evita” y “Cats”, ambas con música de Andrew Lloyd Webber.

Las letras de los temas de “Evita” fueron responsabilidad original de Tim Rice, mientras que la segunda estuvieron basadas en “The Old Possum book of Practical Cats”, de T.S. Eliot.

Dicho por él, sin duda alguna su montaje de musical consentido fue “Cats”, “porque fue un sueño hecho realidad que me ha dado el reconocimiento y cariño de mucha gente”. Además de ser un fanático de estos animales domésticos, teniéndolos como compañía en casa (no recuerdo si eran uno o dos ejemplares).

Desde su punto de vista, el Teatro Musical era para Marco “el único género que puede hacerle salir del teatro con un sueño y una canción que le acompañe siempre”, a la par de que era el género “que exige más recursos a un actor, más paciencia a un escritor y una mayor visión a un director”.

Lo anterior me fue comentado de manera directa por Villafán, durante la entrevista que realizamos para la próxima nueva edición de mi proyecto “Magia pura y total”, en la que hago un estudio y recuento de este género teatral y del que ya trabajo su nueva edición.

Al hacer contacto para la misma con Marco Villafán, además de su amistad, tuve la posibilidad de contar con su mayor disposición al guiarme e informarme más sobre este género, amado por muchos y poco comprendido por otros.

Noches estreno 2

Desde hace unos cuantos años el teatro en México se ha revitalizado en calidad, oferta y demanda, a pesar de las constantes crisis económicas. Probablemente se deba a que han surgido nuevas generaciones de actores y productores más preparados y con intenciones sinceras de hacer un mejor teatro”, me dijo en una tarde de café.

Sin embargo, el teatro de autores nacionales está en momentos de oscurantismo donde no se habla de nuevos valores o sucesores de los grandes del siglo XX. Respecto al género musical, se han gestado actores, cantantes y bailarines mejor preparados en los últimos años, pero el número de productores es escaso y no ha permitido que el musical florezca, sea un medio redituable y con una permanencia en la cartelera que justifique su inversión”, agregó.

En todo momento, durante los varios encuentros que tuve con él para hablar sobre el género musical, en el que también Marco Villafán se dio el lujo de crear un musical cien por ciento mexicano, en 1989, “El soñador navegante”, basado en la vida de Cristóbal Colón, con música de Earl Wilson Jr. y el libreto de su autoría, se mostró agradecido y con ánimos de seguir trabajando en el género.

Otros de sus trabajos como traductor en teatro musical fueron el concierto con temas de Broadway “Una noche en Broadway”; “Seesaw” (Sube y Baja) un musical de Michael Bennet; “Curtains” (Entretelones) con música y letra de Kander y Ebb; y “Aída”, con música de Elton John y letra de Tim Rice.

Cabe mencionar también una nueva traducción de “Mi bella Dama” (My Fair Lady), de Frederick Lowe y Alan Jay Lerner, cuyo montaje fue producido por Tina Galindo en el Teatro de los Insurgentes, teniendo como protagonistas a Olivia Bucio y Alejandro Tommasi.

Entre sus últimos trabajos se encuentran “Wicked”, un libro de Winnie Holzman, con música y letras de Stephen Schwartz; el concierto de musicales “Broadway a la sexta -Con y sin ellas-”, además de “Aplauso”, reciente montaje que devolvió a Verónica Castro al Teatro Musical, mismo que salió de cartelera de forma sorpresiva, lo cual provocó enorme impacto en Villafán.

Fue una gran aventura llena de emociones invertidas, de sueños realizados por una compañía de actores, creativos, utileros, tramoya, acomodadoras, personal de puertas, iluminadores y un público maravilloso que nos acompañó en nuestras pocas noches de vida”, escribió él mismo sobre esta producción de Fela Fábregas, en un emotivo texto que publicó en redes sociales bajo el título de “Alguien tenía que apagar la luz”.

“Una noche con ellas” y “Una noche en Broadway” fueron otros espectáculos de Teatro Musical en los que participó el siempre recordado Marco Villafán.

En teatro de cámara, hay que recordar su trabajo como traductor de montajes como “Llama un inspector” (An Inspector Calls de J.B. Priestley); “Quién con quién” (Beyond Therapy, de Christopher Durang); la adaptación de “Entre Mujeres” de Santiago Moncada; “Adorables enemigas” (Legends, de James Kirkwood); y “Claudia” (Nuts, de Tom Topor).

Algunas obras y espectáculos para niños en currículo fueron “El pájaro azul”, un musical basado en la obra de Maurice Maeterlinck; “Grandes cuates”, basada en un cuento de Oscar Wilde; y “Dracuberto”, basada en “El fantasma de Canterville”, de Oscar Wilde.

Sin hacer a un lado las candilejas, Marco Villafán trabajó también en cine, siendo el autor del guión de la cinta “Ya no los hacen como antes”, llevado a la pantalla en 2003 con Silvia Pinal, Gonzalo Vega e Itatí Cantoral, bajo l dirección de Juan Fernando Pérez Gavilán; además de destacar en otros campos, como la publicidad y la edición editorial.

Descanse en paz Marco Villafán, constante y ferviente defensor del Teatro Musical. Siempre te recordaremos estimado amigo al escuchar el poder del riel, sin hacer a un lado el cántico Gelical.

Lone

FABIÁN DE LA CRUZ POLANCO. Periodista con más de 23 años de trabajo en la fuente de cine e industria del entretenimiento. Ha formado parte de los equipos periodísticos de medios como El Heraldo de México y Playboy México; además de conducir y producir programas de radio como Hoy por Hoy (Televisa Radio), De Revista con Martha Susana (Radio Fórmula) y Pitos y flautas (Radio 13). Es autor de los libros Magia pura y total (Historia del Teatro Musical en la Ciudad de México 1952-2011) y Cine Mexicano del 70: La Década Prodigiosa, ambos por SamSara Editores; además del libro colectivo Partículas de luz: El cine se encuentra en Guanajuato (Fundación Expresión en Corto A.C.). Director de contenidos del Festival Internacional de Cine Acapulco (FICA) en 2014; y Director adjunto de la novena edición del Festival Internacional de Cine Gay exhibido en la UNAM en 2015. Dirige la revista electrónica Filmeweb.