Muestran lo insólito y curioso de México en Europa

0 Flares 0 Flares ×

Omar Villalpando.-

Múltiples imágenes sobre curiosidades, así como cosas extravagantes, raras y bellas de nuestro país en el llamado Viejo Continente, conforman la publicación “México insólito en Europa”, que tras más de una década de investigación pudo realizar Miguel Gleason.

A través de 600 fotografías de piezas que se encuentran en 317 ciudades europeas, el autor da testimonio de cómo decenas de objetos pertenecientes a diversos momentos de nuestra historia —partiendo de la Conquista española—, llegaron a ese territorio.

Con esta publicación pretendo que se conozca lo que hay de México en otros países de ese continente, que no es conocido y que vale la pena saber de ello”, señaló Gleason, quien destacó la existencia de piezas prehispánicas y artesanías realizadas recientemente, hasta objetos de valor incalculable que datan de la época colonial.

Con prólogo del historiador Miguel León-Portilla, “México insólito en Europa” fue publicado con apoyo del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) y también da cuenta de una escultura azteca que estaba enterrada en Escocia, o la pieza Hipopótamo de la isla de Texcoco, en realidad es un Tláloc.

También pueden encontrarse la última página del Códice Dresde, donde se anunciaba el fin del mundo en 2012; las pinturas de tema mexicano más antiguas en Europa, ubicadas en un palacio de Cáceres, España; y hasta catecismos dibujados con el Padre Nuestro y el Ave María que eran utilizados por los evangelizadores tras la Conquista.

De acuerdo con Miguel Gleason, otras cosas insólitas de México en Europa son un pedazo del árbol de la Noche Triste, donde Hernán Cortés lloró tras haber sido derrotado por los mexicas; así como un mural huichol conformado por más de dos millones de perlas, y cuya historia es retratada en el documental “Eco de la montaña”, de Nicolás Echevarría.

Asimismo destacan árboles de la vida mexicanos, pero con temas europeos y en Baden, Alemania, la recreación de la Casa Azul de Frida Kahlo con réplicas de sus cuadros, hechas en China.

Miguel Gleason se convirtió en un buscador infatigable, pues a manera de un detective siguió las pistas de los temas mexicanos en Europa para presentarlos primero en discos interactivos y ahora en este libro, que es ya una garantía de permanencia”, señaló Sol Levy, editora de “México insólito en Europa”.

Cabe destacar que el libro muestra la única pintura existente de la Virgen de Guadalupe sentada; orfebrería de oro y plata; ángeles de estilo mexicano que sólo se encuentran en una iglesia de un pueblo andaluz; y hasta las chaparreras del cura Hidalgo.

Post relacionados