Montserrat Marañón camina un poco más lento en teatro

marzo 10, 2019

Escrito por: Ana Mendoza | @limoncometa

La actriz y comediante mexicana Montserrat Marañón regresó al teatro, tras su más reciente trabajo en la cinta Tiempo compartido. En esta ocasión para interpretar a la mamá de ‘Branko’ (Jerry Velázquez) en Mi hijo sólo camina un poco más lento, proyecto que está bajo la dirección de Diego del Río.

En esta obra, del dramaturgo croata Ivor Martinic, se narra la historia de ’Branko’, un joven que dejó de caminar a causa de una enfermedad degenerativa, la manera en que lidia con su nueva condición y cómo impacta en el resto de la familia. La traducción es de Nikolina Zidek.

Otros temas que aborda son la vejez, el amor, la salud, la proximidad de la muerte, cómo una familia hace frente a los cambios, a lo no planeado y cómo siguen adelante. Todo previo al cumpleaños 25 de ‘Branko’.

Concepción Márquez y Rubén Cristiani interpretan a los abuelos, personajes que enfrentan el inevitable paso del tiempo, los estragos en su físico y memoria. Kaveh Parmas da vida al padre y Aída del Río a la hermana, quienes ven cómo poco a poco la relación familiar se hace distante, fría y compleja.

Un poco lo que sucede con esta enfermedad es que ha paralizado a la familia por eso la madre no ha aceptado todavía la condición nueva de su hijo, está en un proceso de duelo”, dijo Diego del Río tras el estreno de la obra, la cual estará del 5 de marzo hasta el 7 de mayo en La Teatrería, ubicada en la colonia Roma.

Al resto del elenco lo interpreta Anahí Allué, Pedro Mira, Rubén Cristiany, Ana González Bello, Rodolfo Zarco y Lourdes del Río como la narradora.

Respecto a la escenografía, el director explicó que es un espacio prácticamente ‘desnudo’, debido a que únicamente se compone de una madera pintada en el piso que funge como un tapete, una silla de madera y una de ruedas, el resto corre a cargo del trabajo actoral.

El espectáculo en realidad y como diría Luis de Tavira está en la cabeza del espectador (…) A mí me gusta mucho ese muro de La Teatrería que siempre siento como si se hubiera quemado, es una pared de ladrillo que también evoca algo”, comentó Diego del Río.

Relacionados

Anunciate en Filmweb