Festival de Cine para Niños

Monjes, hadas y vampiros en ciclo de cine gótico mexicano del 13° FICM

septiembre 30, 2015

Por: Redacción

Sebastián Bracho.-

Diez títulos representativos del cine gótico mexicano se proyectarán como parte de un ciclo que tendrá lugar en la decimotercera edición del Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM), a realizarse del 23 de octubre al 1 de noviembre próximo en la capital michoacana.

Se trata de las cintas “Drácula” (1931), de George Melford; “Dos monjes” (1934); “El fantasma del convento (1934) y “El misterio del rostro pálido” (1935), las tres de Juan Bustillo Oro; “El vampiro” (1957), de Fernando Méndez y “Misterios de ultratumba”, (1959), de Fernando Méndez.

A la lista se suman “El esqueleto de la señora Morales” (1960), de Rogelio A. González; “Alucarda, la hija de las tinieblas” (1977), de Juan López Moctezuma; “Veneno para las hadas” (1984), de Carlos Enrique Taboada; y “Cronos” (1993), de Guillermo del Toro.

Todas representan joyas de la cinematografía nacional que han sido exhibidas en los foros y festivales más importantes del mundo, incluyendo el UCLA Film & Television Archive, el Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA), el Festival de Cine de Locarno y el Festival Internacional de Cine de Berlín (Berlinale).

El investigador y crítico cinematográfico Rafael Aviña, refiere que el cine gótico se caracteriza por tener elementos como castillos hechizados, monasterios, armaduras y armas, historias de amor llevadas al extremo, brujería, maldiciones ancestrales, doncellas en peligro, objetos mágicos y hasta rechinidos y sonidos insoportables.

Tampoco excluye a los animales ligados a encantamientos, personajes misteriosos, valientes caballeros, pasadizos secretos, sótanos, cementerios y atmósferas sangrientas y románticas cargadas de erotismo y lujuria trastocadas en escenarios de muerte, sacrificio y amenaza.

El Ciclo de Cine Gótico Mexicano, que se complementará con una exposición fotográfica, es realizado en colaboración con la Cineteca Nacional, la Filmoteca de la UNAM y Fundación Televisa.

Relacionados

ecofilm 2018