Mainstream Mainstream: Rosa Carmina, una mujer sin edad

noviembre 3, 2018

Por: Redacción

Es común en el internet que prácticamente cada semana declaren muerta a una celebridad. Pocas estrellas se han salvado de esta impertinente costumbre. Hace unos días me sorprendí al descubrir que la nueva victima de esta horrible costumbre fue Rosa Carmina, la legendaria actriz y vedette de origen cubano, gloria del fascinante Cine de Rumberas de la Época de Oro del Cine Mexicano. La “noticia” me impactó muchísimo, pues tengo la enorme dicha de mantener una curiosa amistad con esta mujer desde hace unos años.

Tal vez algunos perplejos de las nuevas generaciones no la recuerden. Rosa Carmina lleva más de veinte años retirada del mundo del espectáculo. Hoy en día, vive los años dorados de su vida en Europa. Pues bien, esta mujer es una de las bellezas más deslumbrantes que han existido en el espectáculo latinoamericano. Una impresionante mujer de 1.77 m de estatura, dueña de una magnifica cabellera negro azabache, con un sensual lunar junto a la boca y con un físico muy privilegiado. De esas bellezas que, literalmente, paraban el tráfico. Y quien importo a este maravilloso ejemplar femenino, directamente de La Habana, Cuba, fue ese genio incomprendido del Cine Mexicano: el mítico Juan Orol. Rosa Carmina debuta intempestivamente en el cine nacional en 1946, y desde ese momento se encumbrara como una de las reinas de ese extraordinario, divertido y exclusivo género cinematográfico endémico del Cine Mexicano: el Cine de Rumberas.

Y así, Rosa Carmina, gracias a su extraordinario y sensual estilo para bailar los ritmos afroantillanos,  se convertirá en Su Majestad La Rumba. Y en ese “juego de roles” que se le asignaba a las estrellas del Olimpo fílmico mexicano, a Rosa Carmina le toca encarnar el titulo de Reina de los Gánsteres.

Y es que Rosa Carmina es, sin duda alguna, la máxima musa del extraordinario universo cinematográfico de gánsteres, charros de arrabal, bellas salvajes y mujeres de fuego creado por Juan Orol, mismo que, hoy en día, es considerado Cine de culto no solo en México, sino en varios países del mundo.

Pero Rosa Carmina no solo es la femme fatal del singular universo fílmico oroliano. Sus capacidades histriónicas y su talento como rumbera y autentica super vedette, la llevan también a completar varias decenas de películas de géneros tan diversos como el melodrama mas lacrimógeno, a la comedia, el cine de suspenso y fantasía, cine de luchadores, cine de terror y revistas musicales. Me atrevo  decir que su versatilidad podrá rivalizar con la de la misma Silvia Pinal. Y no solo eso, la extraordinaria estrella domino también el teatro, los shows de cabaret como Primera Vedette y por supuesto la televisión, donde, como muchas de sus contemporáneas, termino por refugiarse cuando el Cine Mexicano pasó su época de mayor gloria y esplendor. Sin embargo, la televisión se empeña en buscar juventud y rostros “frescos” por encima del talento, por lo que Rosa Carmina opto por proteger su propio mito cinematográfico y alejarse del medio del espectáculo.

Hace varios años, Rosa Carmina abandonó México para radicar en España, específicamente en la ciudad de Barcelona. Su retiro y distanciamiento de las cámaras dio lugar a ciertas especulaciones. Pues para aquellos que tengan duda, Rosa Carmina luce tan resplandeciente como antaño.

Y entonces para concluir, que quede muy claro: ni enferma, ni olvidada, ni muerta ni nada. Las personas que hemos tenido el privilegio de estar cerca de la fabulosa estrella, sin lugar a dudas, compartimos un mismo pensamiento: Rosa Carmina es una mujer sin edad.

Por Luis Miguel Romero | @LuisMiguelR01

Mexicano, cinéfilo, amante de la musica, el teatro, los animales. Escribiendo para varios medios impresos y electrónicos. Abarcando todos los medios, todos los géneros y todas las épocas. Siempre aprendiendo cosas y compartiéndolas con el mundo.

Relacionados

Anunciate en Filmweb