Mainstream Mainstream: 20 años de carrera de “la otra princesa del pop”, Christina Aguilera

febrero 10, 2019

Apenas en semanas pasadas se hablaba en diversos medios del vigésimo aniversario musical de la llamada Princesa del pop: Britney Spears, ese fenómeno mediático de la música pop que sacudió al mundo a fines de los noventa y principios del dos mil. Pero muy pocos hablan de otra figura que compartió con ella el liderazgo de la música pop adolescente internacional en esa misma época. Se trata de la talentosa, polémica y transgresora Christina Aguilera.

La gran Celine Dion dijo alguna vez que Christina Aguilera era la vocalista más importante del mundo en su generación. Christina María Aguilera nació en Staten Island, Nueva York, E.U. el 18 de diciembre de 1980, hija de padre ecuatoriano y de madre irlandesa. Tuvo una infancia complicada. Ella y su madre escaparon de la violencia y el yugo paterno cuando Christina era solo una niña. ¿Quién podría imaginar que detrás de esa pequeña delgadita y espigada se escondía un talento vocal tan grande? Aguilera es una cantante nata. Esa voz es un don que tenía desde los seis años de edad. Ya en su infancia emulaba a divas como Etta James y Aretha Franklin. Sufrió de bullying escolar. Otros niños estaban celosos de su talento, Ese talento no podía desperdiciarse. Comenzó buscando oportunidades en diversos concursos de talentos en toda la Unión Americana. Finalmente obtuvo su oportunidad de oro gracias a Disney en el ya mítico show de televisión All-New Mickey Mouse Club, un programa de variedades de gran popularidad entre los jóvenes estadounidenses. Allí estaban Justin Timberlake, Ryan Gosling y Britney Spears. Christina le mostró al mundo su poder vocal.

Al terminar su participación en Disney, Aguilera comenzó a buscar una oportunidad en la industria musical, algo nada fácil a pesar de su talento. Grabó muchos demos y piso festivales musicales tanto en su país como en el extranjero. Curiosamente la oportunidad de oro se la vuelve a brindar Disney al poner en su voz el tema Reflection, tema musical de la película animada Mulan (1998). Entonces, el productor Ron Fair y la RCA Records deciden lanzarla como cantante un año después.

La idea original era lanzar a Aguilera como una nueva versión de Barbra Streisand. Sin embargo, en ese momento figuras como las Spíce Girls, TLC o los Backstreet Boys dominaban la escena musical adolescente internacional. Se decidió entonces lanzarla como otra cantante adolescente más.

Pero ella tenía un extra: su portentosa voz. Christina Aguilera surge casi a la par que su otrora compañera de Disney, Britney Spears, quién también se posicionaba con fuerza en las listas de popularidad a nivel mundial con su primer álbum.

Y como ambas tenían la misma edad, compartían un origen artístico común en Disney, eran adolescentes y rubias, de inmediato la prensa comenzó una comparación entre ambas jóvenes. Surgió una rivalidad mediática masiva entre ambas chicas, rivalidad completamente inexistente en la vida real. Christina Aguilera, su primer álbum de estudio, lanzado en agosto de 1999, la llevó a la cima del éxito internacional. La recompensa al esfuerzo vino cuando la joven estrella gana el Premio Grammy como mejor artista nuyeva del año.

Aun así, Aguilera no se sentía del todo cómoda con la imagen juvenil y plástica que manejaron en su primer álbum. Decidida a mostrar su verdadera esencia, la joven se puso contra el sistema. Ganó una batalla legal contra sus propios productores y managers y toma el control de su carrera. Vienen muchos éxitos. Lady Marmalade, el tema musical de la película Moulin Rouge, la mantiene vigente hasta que, en el año 2002, la estrella regresa a la escena musical con el polémico álbum Stripped. Aguilera no solo muestra su evolución musical, sino que también rompe con su imagen de niña frívola, yéndose al extremo opuesto. Se transformó en XTina y sexualizó por completo su imagen, encontrando las críticas masivas por su nueva imagen, pero ganando el aplauso del público y de la verdadera crítica musical, quienes valoraron enormemente su crecimiento artístico.

El resto es historia. A Stripped le han seguido cuatro exitosas producciones más, innumerables conciertos y giras masivas internacionales, una película estelar en Hollywood (Burlesque, en 2010), varios programas de televisión, dos matrimonios y dos hijos. Ha trabajado con muchísimas leyendas de la música y es una estrella que ha sabido reinventarse. Hablar más de su carrera y éxitos musicales abarcaría cientos de líneas. Pero vale la pena recordar brevemente los inicios de La otra princesa del pop.

Por Luis Miguel Romero | @LuisMiguelR01

Mexicano, cinéfilo, amante de la música, el teatro, los animales. Escribiendo para varios medios impresos y electrónicos. Abarcando todos los medios, todos los géneros y todas las épocas. Siempre aprendiendo cosas y compartiéndolas con el mundo.

Relacionados