Made in Bangkok: Convertirse en mujer es un sueño hecho realidad

0 Flares 0 Flares ×

El más grande sueño de la mezzosoprano mexicana Morgana Love era viajar a Tailandia para someterse a una cirugía irreversible que cambiaría su vida por completo: una reasignación sexual que finalmente la convirtiera en mujer, pues nació como hombre.

Este proceso emocional es retratado por el cineasta Flavio Florencio en el documental Made in Bangkok, que tras un intenso recorrido por festivales internacionales se ha estrenado en cines de la República Mexicana.

Es una historia de magia, de realismo, es bastante fuerte pero creo que también es una historia de mucha luz que inspira y te da la fuerza para lograr aquello que has dejado en el tintero; es una historia de superación y sueños cumplidos”, señaló Morgana, quien hace unos días presentó el libro En el cuerpo correcto y está a punto de lanzar su primer disco, titulado Dos vidas en una.

En el largometraje puede verse a la protagonista llegar a una de las urbes más pobladas del mundo, donde concursa en el certamen de belleza para chicas transgénero Miss International Queen. Su objetivo: ganar el premio de 10 mil dólares para someterse a la cirugía.

De acuerdo con Morgana, al principio no contemplaba mostrar parte de su vida en un documental. “Luego de que Flavio me lo propusiera lo pensé mucho, porque la gente iba a ver un momento muy importante de mi vida y eso significaba estar expuesta en todos lados. Y lo hice para contribuir un poco a eliminar prejuicios en torno a la transexualidad”.

Para el director, la idea de realizar Made in Bangkok surgió de su curiosidad por los shows travestis en México, pues no sólo le llamaba la atención lo folclórico que hay en ellos, sino también las vidas de quienes imitan a diferentes cantantes femeninas y cómo viven durante el día.

En los meses de búsqueda e investigación para hacer la película conocí a Morganna. La vi, la escuché cantar y supe que ella era la protagonista de lo que estaba por hacer. No quería hacer un documental sobre la transexualidad, sino algo amoroso, simpático y muy humano”, refiere Flavio Florencio, de origen argentino.

Agregó que uno de los objetivos del documental es contribuir a que los espectadores reflexionen en torno a temas como la diversidad y la intolerancia, pues “en ocasiones no podemos ver más allá. Todos somos iguales”.

Por: Fernando Díaz Juárez