Los secretos de la vida y muerte de James Dean

0 Flares 0 Flares ×

Renato Henkel.-

James Byron Dean, mejor conocido como James Dean, nació el 8 de febrero de 1931 en Marion, Indiana, donde vivió con sus padres hasta que cumplió seis años. Debido al trabajo de su padre, la familia se mudó a California, en donde al cumplir los 9 años, su madre perdió la batalla contra el cáncer; el pequeño nunca lo entendió.

James llevó a Fairmont el cuerpo de su madre en un devastador viaje por tren. Posteriormente se quedó a vivir con su tío, donde por la influencia de una maestra de artes, llamada Adeline Neil, se decidió a estudiar drama, teatro y baile.

Tras haber participado en más de un centenar de obras teatrales escolares, en las que interpretó diversos papeles y con el premio estatal de oratoria, James regresó a California, pero esta vez solo. En 1950 inició el colegio en california y participó en McBeth, para diciembre de ese año participó en un comercial para Pepsi en el que cobró solamente 30 dólares. Un año después ya estaba instalado en Nueva York y con participaciones en televisión y como locutor de radio; ascendía rápidamente.

En 1954 y tras viajar de Nueva York a Fairmont en su primer motocicleta y de ahí a Hollywood en su primer vuelo aéreo, el productor de cine Elia Kazan lo invitó a participar en “Al este del Edén”, con un adelanto de 700 dólares se iniciaba la leyenda al tiempo que James, amante de los autos de carreras, compraba su primer vehículo, un MG modelo TA usado. Un par de meses después, Warner Brothers anunciaba que James llevaría el estelar de la película que le dejará un mote inmortal: “Rebelde sin causa”.

En marzo de ese año y gracias a sus ingresos, con tan sólo dos filmes, James compró un Porsche 1500 con el que ganaría varias carreras. En ese mismo mes, la bella Marylin Monroe trató de entrevistarse con James, él le cerró la puerta, simplemente no atendió a la diva de la época; empezaban los rumores. Y es que no sólo de su trabajo de actor vivía, James Dean también era gay y vendía sus caricias y favores sexuales a los famosos políticos de la época, así como a los directores, actores y ricos millonarios del oeste de California.

James Dean, ‘Jimmy’ como le llamaban, cobraba caros sus servicios, para mantener su afición por las carreras y el automovilismo. Tras extenderle su contrato, Warner anunció la cinta “Gigante”.

En agosto y en medio del rodaje, James viajó a Texas con su supuesta novia para estudiar alemán, novia que se diera a conocer para que los amoríos del famoso rebelde no salieran a la luz pública, pues sería catastrófico para la época, no sólo para él, sino para la Warner, que había ya invertido varios millones de dólares en su persona. Se quería ocultar el ya famoso servicio de prostituto de James Dean.

Un día antes de su muerte, Dean estuvo en una fiesta en Malibú, acudió con un joven con el que últimamente se le había visto, su pareja sentimental, un atractivo américo-alemán de nombre Wutherichm.

El 30 de septiembre de 1955, mientras viajaba a exceso de velocidad, el automóvil de James Dean colisiona de frente con un Ford. El actor muere instantáneamente junto con la persona que le acompañaba.

James Dan jamás dio a conocer sus preferencias sexuales, pero si mencionó que él “no era de los tipos que iban por la vida cuidándose el trasero”, siempre se le relacionó con hombres.

Este 30 de septiembre se cumplen 62 años de su trágica muerte, de una vida corta, pero intensa, que lleva más años de mito y gloria que vida misma, 62 años de pasión por los autos, las carreras, el cine y las motocicletas. 62 años de leyenda, 62 años de un amor gay que murió a toda velocidad.

Fuente: Homópolis