“Los pequeños productores se están arriesgando”, dijo Mauricio Salas

0 Flares 0 Flares ×

Diana Ruiz.-

Con una trayectoria de casi quince años dentro de las producciones de teatro musical capitalinas, Mauricio Salas aseguró que en nuestra ciudad, como en muchas otras en el mundo, existe Teatro Musical de todo tipo, la gran mayoría con un alto nivel artístico, aunque reconoció que existen algunas excepciones.

Esto a colación de la actual presencia en la cartelera de un gran número de puestas en escena de este género, cada una producida por equipos de trabajo que han llegado a los escenarios para dar  conocer sus productos, haciendo a un lado por fin el supuesto monopolio que existía, siendo una sola empresa la encargada de presentar los títulos más importantes del mismo, dando ahora a los actores la posibilidad de obtener trabajo y los personajes adecuados.

Por fortuna, hoy día existe el Teatro Musical profesional, con producciones de nivel de Broadway; además de producciones pequeñas, pero con alto nivel artístico. Además de producciones amateur a nivel profesional y por desgracia algunas profesionales que ni a nivel amateur llegan.

Creo que se ha dado este fenómeno de pequeños productores, que están arriesgando y haciendo maravillosas producciones por su lado y creo que es de agradecerse, pues así los actores de Teatro Musical tenemos muchas opciones de trabajo y nos ayudan a que el mercado crezca para todos los artistas que vienen en proceso y para que tengan la posibilidad de conseguir un trabajo digno”, dijo el egresado del Instituto Nacional de Bellas Artes.

Es maravilloso que estos productores existan y también es maravilloso contar con productores que nos ofrecen cosas maravillosas como ‘El Rey León’, ‘Billy Elliot’ y ‘El hombre de La Mancha’, entre otros.

Creo que el secreto de un buen Musical es su equipo creativo, que lo lleve a cabo para que sea de calidad y con esto se logrará que el público siga yendo a ver musicales y de esta manera, siga creciendo la oferta de Musicales en la ciudad”, agregó.

Mauricio Salas, en cuyo currículo se encuentran títulos como “José el soñador”, “Annie”, “Hoy no me puedo levantar” y “¡¡Mamma Mia!!”, mencionó además que hoy día no se puede hablar de un Teatro Musical Académico, pues en nuestro país aún no existe una carrera de Teatro Musical, pero si existen escuelas, como el Centro de Artes Escénicas Artestudio’, en donde se lleva a cabo la enseñanza de las diferentes disciplinas que, en conjunto, arman a un actor de Teatro Musical.

No sé si pudiésemos pensar en un Teatro Musical Académico en México. Ahora bien, yo fui uno de estos alumnos que emprendió la búsqueda de lo que requería en diferentes lugares, para poder tomar mis clases de danza, mis clases de canto, mis clases de actuación, entre otras disciplinas.

Tuve la fortuna de estar en la Prepa Tec, en monterrey y Artestudio, también en Monterrey,  donde comencé mis primeros paninos y donde tuve la fortuna de formarme en las tablas, pues en si no hay mejor maestro que el escenario.

Ahora contamos con ‘Artestudio’ en la Ciudad de México, donde llevamos ya más de diez años formando artistas para todos los géneros, incluyendo el Teatro Musical y donde ofrecemos a los alumnos la oportunidad de cursar las materias que gusten de una manera más abierta. Tenemos talleres donde realizamos montajes de varios musicales, en los cuales los alumnos pueden poner en práctica lo que han aprendido sobre un escenario y de una manera a nivel profesional”, aseguró.

Sobre la puesta en escena de “Dulce Caridad”, que hoy día se escenifica todos los lunes en el Teatro Xola ‘Julio Prieto’, la cual cuenta con la dirección de Estibalitz Ruiz y la recreación coreográfica de Juan Pablo Escutia, Mauricio Salas aseguró que se trata de uno de los montajes más difíciles que se han montado en la escuela que dirige junto con Efraín González, teniendo que superar retos, justo, como la recreación de la coreografía creada por Bob Fosse.

IMG_9652

Uno de los retos más grandes al producir ‘Dulce Caridad’ fue utilizar la coreografía original de Bob Fosse, la cual es un reto muy grande. Bob Fosse fue conocido por ser un coreógrafo excesivamente detallista en su manera de coreografear desde la cabeza, manos y pies, entre otras partes del cuerpo de una manera distinta a lo que a veces estamos acostumbrados los bailarines.

Tiene una utilización espectacular de las manos, de un caminado con una rotación hacia adentro, y ‘Dulce Caridad’ no fue la excepción de su trabajo genial de la danza. Es algo que aunque pudiese verse sencillo, es muy difícil de llevar a cabo y en este caso Estibalitz Ruiz y Juan Pablo Escutia tuvieron la difícil labor de enseñar a los alumnos del Centro de Artes Escénicas ‘Artestudio’ este repertorio clásico de Broadway y que, si vienen al Teatro Xola a ver la obra, se darán cuenta de la gran labor de los maestros y la espectacular realización de los alumnos”.

Hoy día, además de dirigir el Centro de Artes Escénicas ‘Artestudio’, en el que ya trabaja en un concierto de temas de montajes de Broadway con sus alumnos, Mauricio Salas regresó al musical “El Rey León”, ahora con el papel de ‘Zazú’, además de formar parte del proyecto “Myst”, que se presenta en “Sala Corona”, en la colonia Roma de esta ciudad.