Los padres solteros de las series animadas clásicas

0 Flares 0 Flares ×

Fernando Díaz Juárez.-

Con gran humor y hasta experiencias aleccionadoras, el mundo de las series clásicas animadas nos ha mostrado que los padres solteros también pueden criar, muy (pero muy) a su manera a sus lindos y tiernos hijos o cachorritos, según sea el caso.

En “La Tropa Goofy” (1992), producida por Walt Disney Company, se ven las divertidas anécdotas del despistado “Goofy”, un padre soltero que vuelve a su ciudad natal Spoonerville con su hijo “Max”, de 11 años de edad.

Juntos entablan una relación de amistad con el vecino “Pete”, vendedor de coches usados ​​casado con “Peg”. Así, esta serie desvela las contrastantes personalidades entre ambos protagonistas: la de un niño inquieto y travieso, y la de su padre despistado.

Padre soltero 2

Este recuento no sería el mismo sin el “Capitán cavernícola”, quien sobrevivió durante miles de años en estado de hibernación dentro de un glaciar totalmente congelado.

Al salir de este estado se dedica a resolver misterios acompañado de su simpático y pequeño cavernicolita, quien al igual que él aparece volando por los aires con garrote en mano al grito de “¡Capitaaaaaaán Cavernícolaaaa… e hijoooooo!”.

Se trata de una serie creada en 1977 por los estudios Hanna-Barbera, y cuyo protagonista había sido presentado originalmente en “Scooby Doo”.

Padre soltero 3

Otro padre soltero de las series clásicas animadas es el gatoSilvestre” (“Thomas” en la versión original) de “Looney Tunes”, que la compañía Warner Bros. comenzó a producir en 1930.

En algunas ocasiones este felino parlante se hace acompañar de su hijo: un gatito valiente al que enseña desde lecciones flauta o cómo recolectar comida en el bote de basura, hasta cazar al delicioso y delicioso “Piolín”. Ellos son el claro ejemplo de que en ocasiones un padre puede aprender mucho más de su hijo.

Padre soltero 4

En “Canuto y Canito” (1959), también de los estudios Hanna-Barbera, un perro salchicha que es padre soltero trata de hacer lo mejor para criar a su cachorro, quien tiene una inteligencia precoz y suele ser más competente y listo que “Canuto”.

A menudo el conflicto entre ambos surge cuando “Canito” se hace amigo o adopta como mascota a alguien que no es del agrado de “Canuto”, pero éste termina aceptando al final de cada capítulo.

Resultan inolvidables las frases que el pequeño le dice a su padre, como “Mi viejo y cansado padre” o “Mi siempre fiel padre”.

Padre soltero 5

Y ni qué decir del protector perro bulldog “Spike” en “Tom y Jerry” (1940), que diez años después de creada, los estudios Hanna-Barbera decidieron que también fuera padre soltero y tuviera como hijo a un cachorrito de nombre “Tyke”.

La incorporación de este personaje le dio a “Jerry” una nueva arma contra “Tom”, pues cuando “Tyke” se encuentra en problemas generalmente el culpable es el gato, que termina acosado y golpeado por “Spike”.

Padre soltero 6