Los orígenes del Berlín actual en nuevo ciclo de cine

febrero 10, 2019

Berlín siempre ha presentado un significado de cultura para todo residente y foráneo que pisa sus calles. La libertad que hoy abunda a la capital es una que se tiene que celebrar, pero no sin antes recordar todos aquellos años donde la opresión reinaba, o hasta a veces coexistía con la propia libertad.

El Instituto Goethe buscará hacernos ver El Génesis de Berlín por medio de un ciclo de películas en el cual se retratará a la ciudad desde el auge de la Republica de Weimar hasta la capital que conocemos hoy en día. Este es titulado Berlin Salvaje: 100 años.  

El cine alemán, desde el principio de su historia, ha cambiado la forma en la que el mundo ve al séptimo arte. Y todo comenzó con el Expresionismo Alemán, retratado en este ciclo con Metrópoli de la República de Weimar. Se proyectarán cintas clásicas del expresionismo como Diferente a los demás de Richard Oswald.

Después de la época entre guerras, Berlín vio un proceso duro de procesar. El auge del partido Nazi y el después debacle para medios de los 40, vieron a la capital pasar de la prosperidad a las ruinas; así como se captura en Los asesinos se encuentran entre nosotros de Wolfgang Staudte para la sección Berlín durante el Nacionalismo.

Tras la caída del tercer Reich, vino el comunismo a Alemania. La parte comunista de Berlín se encontraba por detrás de una pared de concreto de aproximadamente 3 metros. Las alas del deseo de Wenders sigue siendo, hasta hoy en día, uno de los retratos más acercados a la realidad de esos días y La ciudad dividida escarba el Berlín del muro y la vida cotidiana de este.

El muro cayó. El mundo celebró y Alemania, como siempre, no paró de hacer cine. Corre, Lola, Corre de Tykwer nos da una vista de lo que la Berlín, como capital unificada de la nación, representaba: un nuevo comienzo después de tantos tropiezos. Caída del muro y reunificación nos adentra al cambio de la capital y de su nueva ventana al mundo.

Y para finalizar, La capital cosmopolita será nuestros ojos a una ciudad que hoy en día es una cuna de la juventud y cuna de la vida en Europa. Berlin Calling nos da este paisaje electrónico de una ciudad renovada. De una ciudad sin fronteras, sin opresión y sin vergüenza.

El progreso de la capital alemana es rico en historia, y con este retrato de su cine nos llevaremos una que otra sonrisa, lagrima, carcajada y sin duda una reflexión profunda.

El ciclo inició el 22 de enero, proyectándose una película cada martes del año hasta el 4 de junio. La entrada es libre.

Por: Alejandro Hernández Sadurní | alx.99hdez@gmail.com

Relacionados