ecofilm 2018

Los cuatro lados del espectáculo: Una chica llamada Carrie

junio 18, 2018

Por: Redacción

No hay nada más fascinante que un filme clásico de terror y Carrie, de Brian de Palma, es uno de nuestros favoritos, porque además de funcionar como una extensión de la novela de Stephen King, se ha convertido en una verdadera leyenda dentro del género, pues hay a su alrededor toda una serie de hechos que hacen de la historia algo mítico.

Comenzaremos mencionando que su autor se anotó un diez al darle a su protagonista las cualidades de un ser excepcional, y ahora vemos a la joven estudiante de prepa como un ejemplo de las víctimas del bullying, tan discutido y analizado por los terapeutas especializados en conductas impropias entre los jóvenes de hoy día. Lo que tiene la muchacha es la capacidad de mover objetos con la fuerza de su mente. Sin embargo no todos la comprenden y se convierte en una víctima circunstancial entre sus compañeros de escuela y en una asesina serial.

Cuando se estrenó Carrie, en 1976, sus productores encontraron una minita de oro, porque las recaudaciones registradas en las taquillas de aquel año, sumaron 33 millones de dólares, que según cálculos de los expertos equivalían a más de 200 millones de los dólares del 2013. Sus intérpretes principales, Sissy Spacek, nominada al Oscar por este trabajo, aunque ganaría la estatuilla hasta 1980, por La hija del minero, era una joven conmovedora pero con aspecto de extraterrestre, con una expresión de ‘Yo no quiero ser psicópata’.

En realidad, Carrie era una víctima de una fanática religiosa, su madre, encarnada por Piper Laurie (que fuera damita joven de las cintas de aventuras de la Universal Pictures), que ya estaba convertida en una extraordinaria actriz de carácter, y quien era la verdadera villana de la historia de Stephen King recreada en pantalla por Brian de Palma. La película tenía muchos momentos de gran inspiración, para aterrorizar al público.

Recordemos la escena cuando la joven era sepultada por un ataque de toallas sanitarias que le arrojaban sus crueles compañeras en la ducha, cuando ella entra en crisis al descubrir su primera menstruación, sin saber lo que era eso. El baile de graduación cuando sus odiosos compañeros, Karen Allen y John Travolta, le daban un baño con sangre de cerdo y comenzaba la carnicería porque la anti heroína perdía el control de sus poderes y acaba con todos.

Pero sin duda que la mejor escena era aquella en que la única amiga de Carrie, le llevaba flores a su tumba, en la secuencia final del filme y saltaba una mano de la muerta, provocando un grito tan efectivo en su momento las salas del cine y también actualmente, en su formato en DVD.

En 1999 se produjo una secuela de Carrie que se llamó Carrie: La ira, dirigida por Katt Shea, misma que, aunque tuvo buena respuesta, no pudo igualar a su antecesora. La historia, ubicada después de la muerte de la protagonista de la primera parte, se centra la historia de ‘Rachel Lang’, hija de ‘Ralph White’ y ‘Sophia Lang’, cuando el padre de ‘Carrie’ huye con otra mujer.

Aquí, la joven también posee facultades de  telequinesis provocando también que, en una reunión, ella asesine buscando venganza. La protagonista fue Emily Bergl y tuvo las actuaciones especiales de Jason London y Amy Irving.

Cabe mencionar que la película se inspiró en un hecho real que ocurrió en California, donde un grupo de adolescentes compitieron con el propósito de averiguar a cuántas chicas podían seducir para luego abandonarlas.

Más adelante se hicieron otras versiones de esta historia, siendo la primera de ellas realizada en 2002, producida para la televisión, bajo la dirección de David Carson, protagonizada por Angela Bettis cuyo argumento, además de basarse en la cinta de Brian de Palma, se basó un poco más en la novela de Stephen King.

En 2013 se filma una nueva versión de la historia, dirigida por Kimberly Peirce, basándose en el filme de 1976, también destacando otros aspectos no abordados en la primera. Fue protagonizada por Chloe Grace Moretz y Julianne Moore en los papeles de Carrie y su madre, respectivamente.

En la misma, la historia es narrada con tintes más terroríficos, gracias a las innovaciones tecnológicas dentro del cine y a las nuevas exigencias de los espectadores, en cuanto al nivel de provocar el terror en el cine se refiere.

Haciendo a un lado la gran pantalla, en 1988, Carrie fue adaptada y llevada a escenarios teatrales  como un musical, en un montaje realizado por la Royal Shakespeare Company. En esta producción participó Betty Buckley, quien apareció en la cinta original como la ‘señorita Collins’, en esta ocasión dando vida a ‘Margaret White’. En 2012 hubo una reposición de este proyecto.

Esta propuesta llegó también a nuestro país, con una producción nacional a cargo de SIAS Producciones, la cual no fue del todo aceptada por el público, salvo por aquellos seguidores de su elenco, lo cual la llevó a recorrer varios teatros en busca de un buen recibimiento, el cual nunca llegó, presentándose lo mismo en teatros de gran escala, como el Xola ‘Julio Prieto’, como hasta en aquellos destinados a producciones independientes de modesta inversión, como el NH dentro del hotel homónimo, en la zona rosa de la ciudad de México. Daniela Luján y Laura Cortés fueron las protagonistas. Pero esa es otra historia.

Por: Fabián de la Cruz Polanco | @fabiancpolanco

Con más de 25 años de trabajo en la fuente de cine e industria del entretenimiento, ejerce los oficios de reportero, editor, jefe de información, periodista, productor radiofónico, productor de eventos y gerente de prensa. Trabajó en El Heraldo de México (versión original) y Playboy México, entre otros. Es autor de los libros Magia pura y total (Historia del Teatro Musical en la Ciudad de México 1952-2011) y Cine mexicano del 70: La Década Prodigiosa, ambos por SamSara Editores; además del libro colectivo Partículas de luz: El cine se encuentra en Guanajuato (Fundación Expresión en Corto A. C.). Fue director de contenidos del Festival Internacional de Cine Acapulco (FICA), en 2014 y Director adjunto del Noveno Festival Internacional de Cine Gay Exhibido en la UNAM. Dirige la revista electrónica Filmeweb (filmeweb.com.mx).

Relacionados

ecofilm 2018