Los cuatro lados del espectáculo: Recordando a la controversial Secreto en la montaña

De tiempo en tiempo surge en el panorama cinematográfico una película destinada a producir la controversia, y casi siempre se debe al hecho de que su contenido pone en la discusión algún tema espinoso del se habla a media voz o de plano no se asocia con el cine de entretenimiento.

Ang Lee es el director que creó una cinta con esas características: “Secreto en la montaña”, que este 2015 cumplió una década de su estreno.

Desde hace varios meses antes de su lanzamiento, cuando se hablaba de ella, uno repetía el título en inglés “Brookeback Mountain”, que es un sitio maravilloso en el Estado de Wyoming y que se convierte en el escenario de la historia de dos vaqueros que comienzan en 1963 una relación afectiva, que aun cuando no tiene futuro se establece a contracorriente y se extiende por varios años.

Esto no sin el dolor y el desconcierto de estos personajes, que no pueden hacer un pronunciamiento de su predilección sexual, porque en su medio social no hay reglas para aceptar una relación sentimental entre dos varones.

En esos momentos y con todos los premios y reconocimientos que obtuvo, esta película se perfiló como una creación cinematográfica para la historia, y aun cuando atrajo —y sigue atrayendo— a espectadores que se sienten retratados en los personajes que encarnan Heath Ledger y Jack Gyllenhaal, se la considera emblemática para el movimiento gay dentro y fuera de Estados Unidos.

Hay tal calidad artística en el trabajo del director y sus principales actores, que el público se sensibilizó con el enfoque humanista que tiene su raíz en el cuento corto de Annie Proulx que han adaptado el autor de novelas del oeste americano Larry McMurty, y Anna Hosanna.

Hubo pues una legitimidad artística, y por ello los elogios fomentaron el apoyo de espectadores de todas las tendencias. Las críticas favorecieron lo mismo a  Ledger y a Gyllenhaal y también a las actrices Michelle Williams y Anne Hathaway, como las mujeres que necesariamente, por imposición social, son las compañeras de esos dos vaqueros que descubren “el amor que no se atreve a decir su nombre”, como dijo Oscar Wilde.

Pero en ese cuadro de gran cine también hubo un artista involucrado en el éxito y acierto de “Secreto en la montaña”: es el fotógrafo mexicano Rodrigo Prieto, quien tiene ya una serie de trabajos que lo acreditan a nivel internacional.

La montaña Brokeback del título original es un escenario que la cámara de Prieto revivió en la pantalla con gran colorido y una densidad melancólica que acentuó la música de Eduardo Santolalla, siempre al servicio del relato que ofrece Ang Lee, un cineasta de Taiwan afincado en Estados Unidos quien demostró una vez más la versatilidad que lo ha llevado a conquistar cinéfilos diversos porque lo mismo ha entregado cintas épicas o de una intimidad y personajes de excepción.

Lee tenía como antecedente otra película de temática gay, la comedia “Banquete de bodas”, que nada tiene en común con “Secreto en la montaña” que fue objeto de muchas discusiones entre grupos sociales conservadores de Estados Unidos, que pretendieron cortar el camino hacia el triunfo total de esta película, lo cual no consiguieron.

Por: Fabián de la Cruz Polanco | @fabiancpolanco

Con más de 25 años de trabajo en la fuente de cine e industria del entretenimiento, ejerce los oficios de reportero, editor, jefe de información, periodista, productor radiofónico, productor de eventos y gerente de prensa. Trabajó en El Heraldo de México (versión original) y Playboy México, entre otros. Es autor de los libros Magia pura y total (Historia del Teatro Musical en la Ciudad de México 1952-2011) y Cine mexicano del 70: La Década Prodigiosa, ambos por SamSara Editores; además del libro colectivo Partículas de luz: El cine se encuentra en Guanajuato (Fundación Expresión en Corto A. C.). Fue director de contenidos del Festival Internacional de Cine Acapulco (FICA), en 2014 y Director adjunto del Noveno Festival Internacional de Cine Gay Exhibido en la UNAM. Dirige la revista electrónica Filmeweb (filmeweb.com.mx).

Post relacionados

Ray Zubiri