Los cuatro lados del espectáculo: Elsa Aguirre, más allá de la leyenda de sus películas

febrero 17, 2018

Por: Redacción

Una grata sorpresa fue la que nos llevamos el pasado viernes 16 de febrero por la noche cuando, después de haber sufrido un nuevo susto, tras el sismo de 7.2 grados escala Richter que sacudió la Ciudad de México pasadas las 5 de la tarde, con una de varias réplicas muy perceptible, de 5.9 grados, casi una hora después, que con el afán de olvidar un poco lo sucedido, decidimos acudir a la cita semanal con la también periodista Cristina Pacheco y su unitario Conversando con…, transmitido por Canal Once, que nos encontramos con la grata presencia de la Primera actriz y leyenda del espectáculo mexicano Elsa Aguirre.

Transmitido completamente en vivo, durante la charla Aguirre dio muestra de que todo lo que la vida he dejado en ella, ya fuera bueno o malo, ha dejado en ella grandes enseñanzas, siendo la principal de ellas pensar que lo mejor todavía está por llegar en todos los aspectos, tanto en su vida personal como en su carrera, provocando con ello un revuelo de buenos comentarios entre los televidentes, quienes hicieron llegar sus comentarios por medios alternos al teléfono, pues las líneas del canal del Instituto Politécnico Nacional estaban siendo ocupadas para atender las necesidades que el movimiento telúrico dejó en la población civil, por fortuna sin consecuencias mortales.

Sin duda alguna Elsa Aguirre ha superado por mucho la leyenda de sus películas, continuando en activo y dispuesta al llamado de cualquier productor que obvio la valore y proponga proyectos que valgan la pena, como lo hizo en películas que marcaron su trayectoria como Algo flota sobre el agua, Amar fue tu pecado, Acapulco y Cuidado con el amor  y decenas más de títulos que la convierten en una de las grandes figuras de nuestro cine.

Durante la charla con la autora de Los dueños de la noche, Elsa Aguirre dijo que el único consejo que les puede dar a las nuevas generaciones de actores es que se deben preparar lo mejor posible, pues ahora los nuevos actores deben saber responder a las exigencias de profesión artística, aceptando que cuando entró al cine se dejó llevar solo por su intuición y fue descubierta luego de haber fungido como ‘extra’ en varias películas, siendo en El sexo fuerte cuando el director Julio Bracho le ofreció su primer estelar en Don Simón de Lira, filmada en 1946, al lado de Joaquín Pardavé.

Al año siguiente la pusieron de pareja con Arturo de Córdova en Algo flota sobre el agua, dirigida por el alemán Alfredo B. Crevenna. De esa película Elsa tiene también los mejores recuerdos pues el compositor Manuel Esperón le escribió una canción, que fue el leit motiv de la trama melodramática: Flor de Azalea, la cual siempre la acompaña.

Esta canción es como un talismán en su vida y eso lo sabe todo el mundo, hasta Chavela Vargas que en su concierto de despedida, sucedido en octubre de 2006, tuvo a Elsa Aguirre como invitada especial y se la cantó en un supremo homenaje a su espléndida belleza. La actriz es una mujer que le gusta tener los pies bien puestos sobre la tierra y el secreto de su perenne juventud se encuentra, según explica, en la práctica del yoga que mantiene desde hace casi cuatro décadas, y de esa disciplina aprendió a tomar lo mejor de la vida.

Por la fama que le han dado sus películas, se podría pensar que Elsa Aguirre es una mujer inalcanzable, viviendo en su confortable residencia en Cuernavaca, lejos del mundanal ruido, pero no es así.

Hay que señalar que Pedro Infante fue uno de los hombres que se quedó impávido al conocerla. Con el filmó Cuidado con el amor, para muchos la mejor película de Elsa Aguirre y una de las mejores del ídolo de Guamuchil. Como tenía fama de ser muy amiguero, Elsa no pudo dominar su timidez y durante toda la parte del rodaje permanecieron distantes uno del otro y esa actitud le ayudó a su personaje, porque siempre lo estaba manteniendo a raya, porque no creía en su propuesta amorosa, hasta que llega el momento del desenlace, pero antes no.

Hacían sus escenas y muy correctos se iban a su respectivo camerino. Sin embargo hubo una secuencia en la que tenían que darse un beso muy apasionado en medio de un apagón de luz y como el técnico no hacía lo que debía a tiempo, la escena se repitió una y otra vez, y fue entonces que tuvieron oportunidad de un acercamiento más apasionado, por exigencias de la trama, siendo este un momento inolvidable para la actriz, quien hacia sí pedía seguir repitiendo el apagón, obviamente para seguir en el momento romántico con su pareja legendaria.

Por: Fabián de la Cruz Polanco | @fabiancpolanco

Con más de 25 años de trabajo en la fuente de cine e industria del entretenimiento, ejerce los oficios de reportero, editor, jefe de información, periodista, productor radiofónico, productor de eventos y gerente de prensa. Trabajó en El Heraldo de México (versión original) y Playboy México, entre otros. Es autor de los libros Magia pura y total (Historia del Teatro Musical en la Ciudad de México 1952-2011) y Cine mexicano del 70: La Década Prodigiosa, ambos por SamSara Editores; además del libro colectivo Partículas de luz: El cine se encuentra en Guanajuato (Fundación Expresión en Corto A. C.). Fue director de contenidos del Festival Internacional de Cine Acapulco (FICA), en 2014 y Director adjunto del Noveno Festival Internacional de Cine Gay Exhibido en la UNAM. Dirige la revista electrónica Filmeweb (filmeweb.com.mx).

Relacionados

Festival de Cine para Niños

Festival Internacional de Cine para Niños