Los Cuatro Lados del Espectáculo

0 Flares 0 Flares ×

Sin duda alguna, y aunque la situación editorial en el país no se encuentra en su mejor momento, los libros dedicados a luminarias o situaciones que conforman el medio del espectáculo son de los más vendidos. Prueba de ello son las varias publicaciones que existen hoy día en el mercado y que lo mismo se distribuyen y consumen en su formato físico, como en el digital.

***

Estos proyectos sirven más que nada, para presentar a los lectores aspectos poco conocidos de quien sea el protagonista en ocasión, pudiendo revelárseles anécdotas y hechos más que relevantes, dando a los protagonistas el lugar de verdaderas estrellas dentro del espectáculo, dejando en claro al mismo tiempo, que se tratan también de seres humanos, con defectos y virtudes que, siendo estos bien aprovechados, les permite darles el lugar de ídolos inalcanzables.

***

Prueba de ello es el nuevo proyecto presentado por Editorial Diana, escrito por el empresario libanés Víctor Grayeb, quien se dedicó a recordar y llevar al papel, contando con el apoyo de Alejandro Ruíz Macías en la redacción, secuencia narrativa y estilo literario, los momentos más importantes y determinantes de su primo: Mauricio Garcés, en el libro La historia de un seductor, recordando con esto el mote de ‘Latin Lover’ que el actor obtuvo durante toda su carrera.

***

Durante los 82 capítulos de los que consta el libro, Víctor Grayeb hace una narración de los varios momentos que compartió junto con su primo Mauricio y su hermano Michel Grayeb, lo mismo en viajes, fiestas y varias experiencias, la gran mayoría de ellas plasmadas en este libro, dejando en claro en todo momento, que Mauricio Feres Yázbek, nombre real de Garcés, poseía un encanto especial que llamaba de inmediato la atención de todo mundo.

Según comenta Grayeb, durante toda su carrera, el actor nacido en diciembre de 1926 en Tampico, Tamaulipas, tenía la peculiaridad de no marcar una diferencia entre el artista y la persona, asegurando que siempre era el mismo; logrando con esto ubicarse al mismo nivel de otros ídolos del espectáculo, como Pedro Infante, Jorge Negrete o Tin Tan.

***

Desde los 20 años Mauricio Garcés quería ser actor y hacerse famoso, teniendo en la película La muerte enamorada una de sus primeras oportunidades y más adelante tener la posibilidad de aparecer en otros filmes, al lado de luminarias como Pedro Armendáriz, Luis Aguilar y David Silva en títulos como El señor gobernador, Radio patrullas y Por querer a una mujer, respectivamente.

***

También intervino en radionovelas, debutó en el teatro y más adelante en la televisión en la telenovela Gutierritos, de los primeros villanos de este género, además de Cita Ponds, con la que se ganó la simpatía del público. En 1958 regresó al cine interpretando ya personajes más importantes, realizando algunos de sus títulos más recordados en este rubro, como Don Juan 67, Fotógrafo de modelos y Modisto de señoras, confirmándose como un gran seductor.

***

En todo momento se cuenta que Mauricio Garcés era un hombre muy generoso y que de inmediato se ganaba el cariño de la gente. Se recuerda que en una ocasión le preguntó a un compañero el número de hijos que tenía. Él le respondió que era padre de diez niños. Ante esto, Garcés dio la orden de que se le duplicara el sueldo y que se lo descontaran a él.

***

Se menciona también que Mauricio Garcés tenía un concepto más que especial de la familia, aunque nunca contrajo matrimonio, ni tuvo hijos, dedicando la mayor parte de su atención al cuidado de su madre. Por esta razón, todos los proyectos en los que trabajó de contener todo lo necesario para ser vistos por la familia. En alguna ocasión se le envió un guión en el que tenía que decir groserías y lo tiró a la basura.

Mauricio Garcés: La historia de un seductor cuenta con un prólogo escrito por Jacobo Zabludovsky, entrañable amigo del actor, además de ex compañero de escuela, quien en su momento no dudó en la invitación realizada por Víctor Grayeb.

***

Nombre como los de Angélica María, Juan Calderón, Manuel Loco Valdés, Mario Moreno Cantinflas, Enrique Guzmán, Elsa Aguirre, Roberto Gómez Bolaños Chespirito y Celia Cruz, entre otros, son los que se mencionan en este libro, además de varias anécdotas, entre las que destaca aquella en la que Mauricio Garcés rechazó la posibilidad de incursionar en el cine hecho en Hollywood.

***

Sin duda alguna, los libros sobre figuras legendarias del espectáculo mexicano, como Mauricio Garcés, deben de leerse para conocer más a fondo sobre ellas; en especial por los estudiantes de periodismo, comunicación y actuación, quienes cada día se alejan más de quienes cimentaron y construyeron el mundo del espectáculo actual, en su momento lejos de chismes y polémicas, dedicándose sólo a trabajar.

***

Juan Gabriel: Un amor eterno, de Martha Figueroa; 24 horas con Jacobo Zabludovsky, coordinado por Philippe Bac; y los Expedientes Pop, de Luis De Llano Macedo, son algunos otros de los libros que están a la venta sobre el mundo del espectáculo, los cuales se narrarán en siguientes ocasiones.

Por: Fabián de la Cruz Polanco | @fabiancpolanco

Con más de 25 años de trabajo en la fuente de cine e industria del entretenimiento, ejerce los oficios de reportero, editor, jefe de información, periodista, productor radiofónico, productor de eventos y gerente de prensa. Trabajó en El Heraldo de México (versión original) y Playboy México, entre otros. Es autor de los libros Magia pura y total (Historia del Teatro Musical en la Ciudad de México 1952-2011) y Cine mexicano del 70: La Década Prodigiosa, ambos por SamSara Editores; además del libro colectivo Partículas de luz: El cine se encuentra en Guanajuato (Fundación Expresión en Corto A. C.). Fue director de contenidos del Festival Internacional de Cine Acapulco (FICA), en 2014 y Director adjunto del Noveno Festival Internacional de Cine Gay Exhibido en la UNAM. Dirige la revista electrónica Filmeweb (filmeweb.com.mx).

Post relacionados