Lo oscuro y perturbador de las relaciones humanas en el filme Entraña

Aunque pareciera que narra una historia cotidiana, la película Entraña, dirigida por el mexicano Jair Torres Baizabal, explora a través del drama y la ciencia ficción lo oscuro y perturbador que resultan las relaciones humanas.

A lo largo de 120 minutos, el cineasta de 33 años, ofrece un relato en el que se aprecian experiencias sobrenaturales y oscuras en el entorno inmediato de “Ángel” y “Pablo”, una pareja gay.

Se trata de la historia de dos hombres jóvenes que sostienen una relación amorosa y viajan a una cabaña aislada en el bosque con los objetivos de arreglar sus diferencias, y dar el último adiós a un ser querido que recientemente falleció en ese lugar.

Al respecto, indicó el director y guionista del filme, “la historia surge de una vivencia autobiográfica. Fue una especie de confesión y la trabajé muy de cerca con los actores”.

Entrañas, que busca exhibición en festivales internacionales como el de Cartagena, se filmó durante siete días en Xico, Veracruz, en diciembre pasado con un presupuesto de 150 mil pesos, que recaudó su director a través de ahorros y donativos de amigos y familiares.

Estoy muy emocionado porque fue una experiencia divertida no sólo para mí sino también para el crew, que quedó satisfecho con los resultados. Es un día muy especial y esperamos que más gente la pueda ver”, compartió en entrevista.

El actor, quien es miembro de la compañía de teatro La Máquina del Tiempo, compartió con los espectadores que se dieron cita en el Centro de Cultura Digital, en la Ciudad de México, los pormenores de la realización de esta producción.

Entre anécdotas sobre las dificultades a las que se enfrentaron a la hora de la filmación, como las picaduras de mosquitos, Jair Torres Baizabal adelantó que ya trabaja en su segunda película.

Y aunque reconoció que levantar proyectos independientes en México resulta desgastante y muchas veces poco alentador por la falta de espacios de exhibición, dijo que para su siguiente cinta buscará el estímulo económico del Instituto Mexicano de Cinematografía (IMCINE) y del fondeo, pues se trata de un proyecto más ambicioso.

Por: Diana Ruiz | Con información de Notimex

Post relacionados