Lo mejor del teatro en México durante 2016

0 Flares 0 Flares ×

Jaime Rosales Domínguez.-

Este año la cartelera teatral de nuevo mostró la pujanza, creatividad y vitalidad de la comunidad escénica mexicana con un sinnúmero de estrenos y la reposición de obras que el año pasado resultaron exitosas y que el público tuvo una segunda oportunidad de disfrutar en este 2016.

De entre las primeras hemos seleccionado las que nos ofrecieron una experiencia estética significativa, y cuyo tema, trabajo actoral, de escenografía e iluminación dieron al conjunto la emoción propia del espectáculo teatral.

Esta es nuestra selección de 2016.

= “3 DÍAS EN MAYO”.- Escrita por el periodista inglés Ben Brown y dirigida excepcionalmente por Lorena Maza, este drama histórico nos acerca a las difíciles deliberaciones y consultas entre el nuevo primer ministro inglés Winston Churchill quien insiste en luchar contra Hitler hasta la muerte y su gabinete de guerra más proclive a pactar con el dictador, en un momento en que rendirse o luchar significaba dar un curso definitivo a la Segunda Guerra Mundial.

Sergio Zurita nos entrega un Churchill memorable en el que la voz, el trabajo corporal y gestual nos ofrecieron íntegra la figura del estadista inglés. La obra tuvo un reparto de primera línea con Héctor Bonilla (sustituyó a Luis Miguel Lombana), José Carlos Rodríguez, Fernando Bonilla, Pedro Mira, Miguel Conde, Nicolás Sotnikoff y Juan Carlos Beyer. Se presentó en el Teatro Helénico producida por la Sociedad Artística Sinaloense, con escenografía e iluminación de Sergio Villegas, vestuario de Edyta Rzewuska y codirección de Alberto Lomnitz.

mejor-teatro-2

= “FEROCES”.- Con una dirección escénica de orfebre, Lorena Maza puso en escena este poderosísimo texto del español Chema Rodríguez-Calderón, y para ello se valió de cuatro actrices que se batieron a la altura del duelo psicológico que entrañaban sus personajes: Una deslumbrante Maya Zapata, dueña de una fina y punzante ironía, pero frívola y vacía; una inteligente y fuerte Zuria Vega; la más convencional de las hermanas interpretada por Mónica Dione, y Sonia Franco, digamos que la representante del espíritu en este complejo universo femenino convertido en un remolino de egos y pasiones que concluye con sorprendentes revelaciones que dejaron al espectador con el corazón estrujado.

Se presentó en el Teatro Milán del 1 de abril al 5 de junio, producida por Somos Tremendas Producciones y por Tercera llamada.

Feroces 2

= “UNA LUNA PARA LOS MALNACIDOS”.- Aunque en rigor no fue un estreno de este año, la consideramos por haber renovado sustancialmente su elenco, lo cual entraña una versión diferente y por representar a México en la 15ª. Edición del Festival Iberoamericano de Teatro de Bogotá, efectuado en marzo.

Dirigida por Mario Espinosa, esta obra del estadounidense Eugene O’Neill nos trajo un drama con personajes atenazados por conflictos emocionales irresolubles y que se enmascaran en un lenguaje y comportamientos hostiles para no desnudar temores y vulnerabilidades.

Un texto con una poética e intensidad notables interpretado y dicho magistralmente por los maestros Patricio Castillo y David Hevia, así como por Alaciel Molas y José Juan Sánchez, acompañados por la música de armónica de Roberto Collado, con escenografía de Gloria Carrasco, que los colocó en un círculo de piedra con una rama seca pendiendo sobre él, en una metáfora de lo eterno y lo absoluto, nociones a las que el teatro de O’Neill parece estar interrogando siempre. Se presentó en el Foro Lucerna entre abril y junio.

mejor-teatro-3

=“LAS LÁGRIMAS DE EDIPO”.- Una nueva obra surgida de la colaboración entre el dramaturgo canadiense de origen libanés Wajdi Mouawad, autor de la aclamada Incendios, y el director mexicano Hugo Arrevillaga. Cumplió dos temporadas esta pieza en la que confluyen la tragedia de Sófocles, “Edipo en Colono” y la noche de Iguala en que desaparecieron 43 estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa, en México. Esta confluencia de la tragedia griega con los hechos de hoy se plantea en la obra no a partir de los propios acontecimientos, sino de las relaciones de poder que perpetúan y perpetran las tragedias de ayer y de hoy.

Ulises Martínez, Mitzi Mabel Cadena y Viky Araico dieron a la puesta la fuerza y la energía requeridas para conmover y apelar al espectador acerca de los hechos de nuestro tiempo. La escenografía fue de Auda caraza y Atenea Chávez. Se presentó en el Centro Nacional de las Artes a mediados de año y en el Foro Sor Juana Inés de la Cruz, del Centro Cultural Universitario (UNAM), del 10 de noviembre al 11 de diciembre.

edipo-1

= “PURAS COSAS MARAVILLOSAS”.- Monólogo escrito por Duncan Macmillan y Jonny Donahoe y representado en México por Pablo Perroni. La obra que nos coloca frente al tema de la depresión con una visión franca y abierta que apuesta por la vida mediante una sencilla estrategia: enlistar las cosas maravillosas ‒no materiales‒ que uno puede ser capaz de disfrutar. Se trata de una obra profunda y divertida; conmovedora, deprimente a ratos, pero celebratoria en otros pasajes, expuesta mediante un trabajo actoral convincente que conecta y se vuelve empático con el público.

La dirección es de Sebastián Sánchez Amunátegui, que consigue un tono equilibrado que evita que la puesta en escena resbale por la pendiente del efectismo. La iluminación es de Isaías Martínez y el diseño sonoro de Tareke Ortiz. La obra se estrenó en febrero en Foro Lucerna y continúa en cartelera, por lo que pronto cumplirá un año de presentaciones.

pablo-perroni

= “NADA”.- Esta puesta en escena de la escritora danesa de origen austro-alemán, Janne Teller, explora las reacciones humanas al descubrir de pronto los hombres la imposibilidad de sentido de todos sus afanes. Prohibida durante años en Francia, Bélgica y Dinamarca, la adaptación aquí fue de Bárbara Perrín Rivemar y Mariana Giménez en la dirección escénica del grupo de actores Eduardo Abraham, Lilia Avilés, Pablo Marín, Andrea Riera, Lucía Uribe y Leonardo Zamudio.

Giménez aprovecha plenamente un texto complejo, con tanto contenido y posibilidades metafóricas, para exponer, desarrollar y demostrar con eficacia estética la premisa central: la vida es un devenir constante, un sucederse los hechos uno tras otro y nada más. No hay propósitos ni fines superiores. No hay sentido.

Se presentó en el Teatro Santa Catarina de la UNAM del 11 de noviembre al 16 de diciembre.

mejor-teatro-4

= “NERIUM PARK”.- Una obra tan emocionalmente desgastante que condujo a los actores Pablo Perroni y Mariana Garza a suspender, hacia el final de la temporada, la segunda función que ofrecían los domingos. Y es que en efecto, se trató de un thriller psicológico del autor catalán Josep María Miró, dirigido por Sebastián Sánchez Amunátegui, que se desarrolla en un ambiente de degradación: el del entorno físico y el del entorno económico y como todo ello puede conducir a la destrucción de las frágiles relaciones humanas.

A lo largo de 12 escenas, una por cada mes de un año cualquiera, y en medio de una atmósfera opresiva, asistimos a la evolución emocional de los dos únicos personajes en escena, los cuales transitan de ser una pareja feliz a convertirse en un infierno el uno para el otro, dentro de una sociedad que oprime y asfixia al individuo a partir de sus propias aspiraciones.

Con iluminación de Isaías Martínez y música de Tareke Ortiz, se presentó en el Foro Lucerna, del 1 de julio al 2 de octubre.

NeriumPark

= “EN CASA. EN EL ZOO”.- La obra de Edward Albee con el añadido hecho por el propio autor en 2004 de la precuela titulada “Vida hogareña”, fue traída hasta nosotros en una muy intensa y precisa traducción y dirección de Víctor Weinstock, con las actuaciones de Odiseo Bichir, Ítari Marta y Bruno Bichir. Una puesta en escena sobresaliente por el excelente manejo de las palabras en una trama que se sostiene por los diálogos punzantes, a veces sin sentido, que desnudan la sordidez de una vida anodina y sistemática, así como los extremos de violencia a que puede llegar.

La escenografía estuvo a cargo de Patricia Gutiérrez Arriaga y el vestuario de Adriana Pérez Solís. Se presentó en el Foro Shakespeare, del 1 de julio al 21 de agosto.

mejor-teatro-5

= “PASIÓN”.- La obra de Peter Nichols es un ensamble de voces tejido en torno del amor y la infidelidad, pero también de la pasión espiritual y artística. Para darle forma, el director David Olguín hizo las veces de un director de orquesta para acompasar, manteniendo las disonancias, ese conjunto de voces de diferente tono y registro y lograr un conjunto armonioso.

La analogía musical no es excesiva porque pasajes hubo con tres escenas simultáneas que nos recordaron los difíciles tríos operísticos. Por estos elementos el montaje resultó notable y muy acoplado con el diseño sonoro de Pedro de Tavira, el vestuario de Estela Fagoaga, y la escenografía e iluminación de Jorge Kuri.

De esta última hay que decir que convirtió el escenario en un espacio geométrico semejante a un rombo que remitía a la idea de un doble triángulo, como triangulares suelen representarse los lances amorosos tenidos como infieles.

Participaron Carmen Beato, Juan Carlos Barreto, Mónica Merchant, Moisés Arizmendi, Alejandra Ambrosi, Paloma Woolrich y Verónica Bravo. Estuvo en el Teatro Helénico del 6 de mayo al 3 de julio, con placa por 50 representaciones develada por Diana Bracho y Mauricio García Lozano.

Pasion 2

= “KARAMAZOV. TODO ESTÁ PERMITIDO”.- Dos hermanas acuciadas por la hegemonía de una madre, cuyo dominio se precipita por una pendiente trágica a raíz de un asesinato equívocamente resuelto. La obra está basada en “Los hermanos Karamazov”, la última novela del escritor ruso Fédor Dovstoievsky, solo que aquí los personajes son mujeres, desde cuyo punto de vista se revisan los abismos que encierran las relaciones familiares. La adaptación fue de Ylia O, Popescu y María Inés Pintado, quienes también actúan junto con Raymundo Pastor, dirigidos por Hugo Abraham Wirth, con escenografía de Carolina Jiménez.

Se escenificó en el Teatro Helénico de febrero al 19 de abril.

Karamazov 1

Fotografía principal: Daniel González

Post relacionados